1 de abril de 2010

El caso a favor de un directorio de oposición


Los diputados electos y el Comité Ejecutivo de mi partido, el Movimiento Libertario, están sopesando esta semana la manera en que votará la nueva fracción libertaria en la elección del directorio legislativo del próximo 1° de mayo. Dicen tener tres opciones frente a ellos:

1.- Negociar con los demás partidos de oposición (PAC, PASE, PUSC, FA) para un directorio 100% de oposición.
2.- Negociar con el oficialismo para un directorio compartido que le daría la presidencia de la Asamblea Legislativa al PLN.
3.- Votar por una papeleta propia exclusivamente libertaria.

En realidad, sólo hay dos opciones: la 1 y la 2. La tercera es en la práctica darle los votos al PLN, puesto que el reglamento de la Asamblea Legislativa establece que si ninguna papeleta alcanza los 29 votos necesarios para la elección en una segunda ronda, se realizará una tercera con las dos papeletas más votadas, y aquellos votos en blanco (en teoría los libertarios) se sumarán a la papeleta más votada (que sería la del PLN), lo que representa darle a ese partido el directorio.

Entonces, ¿qué hacer? ¿Negociar con la oposición o con el oficialismo? En estas apoyo 100% lo escrito el martes pasado por Jorge Guardia en La Nación, sobre la conveniencia de un directorio opositor, dado el poder e influencia preocupantes que el partido de gobierno ejerce en nuestro país. Corremos el riesgo de tener en Costa Rica un partido único por muchos años, y cualquier oportunidad que la oposición tenga de recuperar espacios de poder del PLN debe aprovecharse. La presidencia de la Asamblea Legislativa no es peccata minuta.

En particular, está en juego la conformación de las comisiones legislativas, en especial la de Hacendarios que es la que conoce y, en buena teoría, define el presupuesto de la República. A lo largo de los años Hacendarios ha estado dominado por el partido de gobierno, donde el conocimiento y la aprobación del presupuesto, con todos sus abusos y partidas específicas, se han convertido en un saludo a la bandera. ¿Cómo sería una comisión de Hacendarios con mayoría del PAC y el ML que finalmente le ponga el cascabel al gato a la vorágine de gasto y clientelismo que caracterizan los presupuestos del oficialismo?

Dos argumentos he escuchado de gente del ML para ver con recelo un directorio de oposición:

a) No tenemos mucho en común con el PAC, PASE, PUSC, y FA: En primer lugar, la conformación de un directorio de oposición no se basa en la negociación de una agenda común, donde ciertamente hay grandes contraducciones entre las fuerzas políticas. El objetivo primordial de este acuerdo sería introducir un contrapeso al dominio asfixiante que ejerce el PLN en todos los niveles de gobierno, incluso en el sector privado como señala Guardia. Más aún, sí podríamos encontrar algunos puntos en común con los otros partidos. Ya mencioné la proclividad que tienen el ML y el PAC por finanzas sanas y libres de clientelismo, lo cual se presta para un trabajo interesante en la comisión de Hacendarios. Si hay algo que necesita en este momento el país es limpiar las finanzas ante el estado de bancarrota en que las deja la administración Arias.

Finalmente, me cuesta pensar en una agenda común con el mercantilismo corporativista corrupto del PLN. Lo que nos unió en el pasado, a regañadientes de los libertarios, fue el TLC, el cual apoyamos porque la alternativa habría sido mucho peor. Pero ahora, ¿qué nos une? ¿Acaso no dijimos en campaña que el PLN es el partido más corrupto en la historia? ¿Con qué cara le explicará la dirigencia libertaria a los 400.000 votantes que tuvimos que dicha retórica de campaña no era más que eso, retórica, y que ahora le entregaremos en bandeja la presidencia de la Asamblea Legislativa y el control de las comisiones?

b) Podemos alcanzar un acuerdo transparente y conciso con el PLN en puntos que tenemos en común: Digamos que tal vez sí haya uno o dos proyectos legislativos que podríamos tener en común con el PLN (pienso en la liberalización del mercado eléctrico y flexibilidad laboral, pare de contar). ¿Acaso no hemos llegado a acuerdos similares en el pasado, tan solo para que unos días después el oficialismo rompa su palabra? ¿Tan inocentes somos? Incluso acuerdos escritos han quedado en el papelero luego de la elección del directorio legislativo. ¿Se acuerdan del acuerdo que hicimos en el 2006? ¿En qué paró? ¿En qué quedaron las comisiones que se iban a conformar entre el gobierno actual y el ML para discutir unificar regímenes de pensiones, reducir gasto público (ver este gráfico para ver cómo cumplió el gobierno), revisar adopción de un "flat tax"? ¿En qué quedó el acuerdo para impulsar proyectos que darían títulos de propiedad a personas que viven en las zonas fronterizas, parcelas del IDA y zonas urbano-marginales?

Utilizando retórica de campaña libertaria, no comamos cuento. De negociar con el oficialismo, el Comité Ejecutivo y la nueva fracción del Movimiento Libertario estarán cometiendo un serio error que dañará por muchos años la imagen del partido y comprometerán seriamente la viabilidad política de nuestras ideas liberales.

13 comentarios:

La ASOJOD dijo...

Excelente post. Concuerdo plenamente con lo expuesto y sólo le agregaría que, luego de revisar un sinnúmero de proyectos de ley para el Plan de Gobierno del ML, hoy puedo decir que existen interesantes temas que podrían prestarse para coalición con otros partidos. Tal es el caso de lo relativo a la unión civil de personas del mismo sexo, donde coincidimos con el FA; el cierre de la DIS también nos une con el FA y con el PASE.

En materia de accesibilidad y no discriminación, podríamos encontrar algunos puntos en común con el PASE, en particular, que el MOPT defina, de una vez, reglas claras para las rampas en los autobuses y deje de estar jugando con los usuarios y los empresarios.

También nos acerca al PAC, como dice Juan Carlos, el deseo de finanzas claras y asignación transparente de recursos públicos.

Creo que sería importante y necesario, dar el paso hacia la coalición de oposición que tanto necesitamos en Costa Rica. No pueden pasar otros 4 años de dominio del Directorio por parte del PLN, donde F.A. Pacheco fungió como un verdadero Napoleón (una alusión no relacionada únicamente con su estatura), limitando el derecho de enmienda y palabra de los diputados de oposición. A esto hay que agregarle que, como lo recomendaron los Arias en su momento, podría venirse una reforma al Reglamento Legislativo tendiente a reducir los espacios y herramientas de oposición, así como reducir el quórum necesario para sesionar, lo cual, de lograrse, podría dejarnos muy mal parados si la agenda contiene temas verdaderamente nefastos.

Lo digo y lo repito: es necesario fortalecer un bloque de oposición para evitar una experiencia similar al PRI en México.

Alejandro

Daniel Calvo dijo...

Buenas Juan Carlos

Interesante artículo, concuerdo con vos en que el ML realmente sólo tiene 2 alternativas y no 3, aunque en caso de elegir la 3era (la cual actualmente me parece la más probable, debo decir me parece poco elegante para dirimir la elección del directorio legislativo)

Sobre la conveniencia de un directorio opositor, como mecanismo de control político me parece razonable no así la comparación que hacen del PLN con el PRI Méxicano, la cual me parece escapa de toda lógica pero sobre todo de un análisis de contexto ―Aunque el PLN ha ocupado importantes espacios en otras instituciones, jamás en el grado del PRI y aunque aprecio ese derrotismo anticipado por parte de la oposición , dudo sinceramente que el PLN pueda mantenerse por 70 años en el poder al igual que en su momento no estuvo el PRI ―. En otro punto, lo relacionado a la conformación de la comisión de Hacendarios, aunque me parece que el control que podría hacer la oposición en esa comisión puede ser sano, la aprobación del presupuesto requiere de 38 votos cifra que no alcanza si la suma total de la oposición, por lo cual se quiera o no el oficialismo y la oposición estarán obligados a negociar más allá del dominio del directorio.

Sobre la no necesidad de una agenda común, me parece que esta no sólo debe existir entre los partidos que conformen el directorio, sino lo adecuado sería una agenda común que involucre a la totalidad de fracciones, ojala el oficialismo y la oposición, tengan la madurez, humildad y responsabilidad de hacerlo. La consecución del directorio sólo por evitar el triunfo del PLN, aunque puede ser importante para el control político desde el punto de vista de algunos, ojala este control político no sea interpretado como obstruccionismo, pues esto tiene un enorme costo político para el país asi como para los grupos que hacen de él una herramienta de acción o inacción legislativa.

Ya para finalizar me parece que si bien lograr la consecución del directorio legislativo es importante tanto para el oficialismo como para la oposición, en ocasiones es sobreestimada, no hay dudas que para el PLN es importante hacerse sobre todo con la presidencia para tener en alguna medida el control de la Asamblea en su primer año de gobierno, pero a mi criterio indistintamente de quienes ocupen los puestos de nuestro directorio, existirán diputados en cada una de las fracciones que por su experiencia y colmillo dominaran los ritmos de la Asamblea Legislativa.

Saludos

La ASOJOD dijo...

Calvo:

Parafraseando a don Jorge Corrales, la libertad entra por rendijas, pero también se escapa por ellas. Con esto quiero decir que, si bien, la experiencia del PRI dista mucho del estado actual en que se encuentra el PLN, por situaciones como estas logró consolidarse.

Poco a poco se puede ir construyendo un escenario similar que nos lleve, como diría Hayek, a un camino de servidumbre. Así, en la medida que se comiencen a cerrar espacios para el logrolling a nivel legislativo, se presenten variaciones en las reglas del juego tendientes a dar mayor fluidez a la toma de decisiones en perjuicio de la discusión y el intercambio de ideas, podríamos avanzar hacia un sistema legislativo de conformación mayoritaria que, indudablemente, cercenaría espacios para la oposición, elemento realmente valioso en un régimen democrático por su capacidad de ejercer un poder de crítica, de control y de orientación alternativa al Gobierno.

Un escenario como ese, quizá a pequeña escala en Costa Rica, podría ser el primer ladrillo de un muro que, creo que ni ud ni muchos otros, desearían que se erija.

Alejandro

Juan Carlos dijo...

Gracias Daniel por tus comentarios.

Aclaro: No dije en ninguna parte que estemos ante un PRI, aunque sí cito favorablemente a Jorge Guardia que, si bien tampoco dice que estemos ante un PRI, sí advierte que el PLN "podría llegar a ser" un partido muy similar a éste.

1.- Estoy de acuerdo con vos en que el PLN jamás podrá sostenerse en el poder 70 años como lo hiciera el PRI. En México hubo una dictadura perfecta con un alto factor de corrupción electoral e intimidación política. En Costa Rica no creo que lleguemos a ese nivel. Pero sí tenemos un partido que ha copado los principales puestos de poder estatales en los diferentes poderes, controla el sector privado y los principales medios de comunicación y, como señala Jorge Guardia muy disimuladamente "Hasta las autoridades electorales lo ven con buenos ojos". No será un PRI en todo su esplendor, pero sí una versión no menos preocupante.

2.- En cuanto al presupuesto, efectivamente se necesita de 38 votos para aprobarlo. Pero, si es así la cosa, ¿cómo ha hecho el PLN para aprobar los últimos presupuestos ante la oposición del ML, PAC, PASE y FA? Bueno, el presupuesto es el único proyecto que se puede aprobar sin votación. Si a finales de noviembre no se ha realizado una votación sobre el presupuesto, el mismo se considera aprobado. De ahí que, en buena práctica, no se necesitan los 38 votos, nada más se requiere del control del directorio.

Además, veo muy poco probable un escenario donde, un presupuesto elaborado por la oposición sea votado en contra por una mayoría del PLN. Sería negarle el presupuesto a su propio gobierno.

3.- Finalmente, estoy de acuerdo en que la conformación del directorio de oposición idealmente estaría basada en la elaboración de una agenda común de proyectos, donde ojalá se incluyan también con la prioridad que merecen aquellos que le interesan al PLN y al gobierno. No tengo problema absoluto en eso.

Lo que sí considero oportuni es inflingirle no una derrota al PLN, sino una buena dosis de humildad política.

Saludos,

JCH

David dijo...

Saludos Juan Carlos,

Estoy totalmente de acuerdo con todo tu post. Sin embargo creo que màs allá de lo que diga el Directorio del ML y lo diputados electos, acá quien debe girar las pautas a seguir es el mismo Otto Guevara. En la campaña pasada el mismo Guevara le dijo a la entonces candidata verde "chingo de liderazgo", esto cuando esta supuestamente estaba en desacuerdo con la elecciòn de la hoy defensora de los Arias. Así que si este directorio de oposiciòn no se da el 1ero de Mayo por falta de apoyo del ML, con algo de dolor tendrè que decirle lo mismo a Guevara, "chingo de liderazgo".

Mauricio Herrera dijo...

Estimados:

Además de los argumentos que ya ustedes han dado, con los que estoy de acuerdo incluso desde una perspectiva ideológica distinta, un directorio de oposición ofrece la posibilidad de dar más gobernabilidad en lugar de menos. Sin hacer una larga elucubración cito cuatro razones claras a primera vista: 1)El bloqueo legislativo perjudicaría a todos. Al Ejecutivo porque no podría concretar proyectos y a los opositores porque cargarían un enorme costo político y perderían la oportunidad de mostrar vocación y capacidad de gobierno. (En buen tico, sería una pelada de nance). Al contrario, un directorio opositor obligaría al Ejecutivo a negociar de buena fe y a los partidos opositores a hacer un esfuerzo incansable para lograr acuerdos y concretar proyectos. Todos tendrían un incentivo para que la Asamblea camine, excepto claro, si el Ejecutivo se empeña en presentar proyectos para beneficiar a su clientela mercantilista (y corporativista).
2. Es una gran oportunidad para demostrar la efectividad del control político legislativo y para obligar al Ejecutivo a ser austero, eficiente y honesto.
3. Hay temas que son comunes a las fuerzas de oposición y en las que puede haber coincidencia, especialmente en lo relacionado con gasto público, transparencia y programas sociales estratégicos de Estado, que trascienden las fronteras ideológicas (fortalecimiento de la educación, apoyo a las PYMES, etc). Es más, ante el riesgo de que los partidos se empantanen en sus diferencias, estarán obligados a impulsar sus coincidencias. Si eso se logra, el impacto mediático y electoral puede ser enorme para todos.
4. Una vez planteada y divulgada la posibilidad de un directorio compartido, el partido que se salga se condena a ser considerado un "tureca" del gobierno. El costo político puede ser mayor. En el caso del Libertario, un respaldo al PLN borrará cualquier discurso de cambio e independencia y será interpretado, sin duda, como una incoherencia (una más, pero más grande). Además, le deja al PAC la cancha abierta para posicionarse como el partido de oposición y convertirse en la primera opción de alternancia política frente al PLN (que en realidad es el premio mayor entre los partidos opositores).

Daniel Calvo dijo...

Juan Carlos y Alejandro, comprendo su preocupación en que el PLN "podría llegar a ser" un partido muy similar al PRI, para mí al menos todavía esa preocupación no llega. Más que dudar de que la oposición lo permita, dudo que la estructura interna del PLN sea tan fuerte por sí misma para lograrlo, pero eso parece ser otro tema.

Sobre lo del presupuesto Juan Carlos, aunque como bien señalas su aprobación tiene características especiales, a mi criterio para su control se requiere negociar con todas las bancadas más que solo hacerse con el control del directorio. Además los 38 votos serán necesarios para tramitar los proyectos más importantes no sólo el presupuesto (Ejemplo liberalización del mercado eléctrico, aprobación a la cual me atrevo a vaticinarle todo un calvario tanto por parte de la oposición e inclusive alguna molestia por parte de la sociedad civil)

En lo personal, dado que no considero tan peligroso como si parece considerarlo la oposición que el Congreso continúe bajo las riendas del PLN, me parece que tanto el ML como USC podrían llevar más agua a sus molinos, negociando espacios en el directorio político (Ejemplo una vicepresidencia del ML)- Aunque bien señalas y con toda razón mediante ejemplos, que al menos para el ML el PLN no es un socio de fiar, mientras la USC parece seguir molesta por la declaración en el juicio de su líder de la figura a la que el PLN pretende impulsar a la presidencia del Congreso.

Saludos

Mauricio Herrera dijo...

Además:
El que partidos tan diferentes como el ML, el PAC y el PUSC compartan el directorio no significa que deban votar igual los proyectos. Me parece que esto es más un acuerdo para definir agenda legislativa, ejercer control político y asignar prioridades de gasto, y no necesariamente implica compromisos en cuanto a la votación. En el camino las alianzas en torno a iniciativas específicas pueden ser coyunturales.

Juan Carlos dijo...

Exacto, Mauricio. Esto no es un sistema parlamentario donde si la coalición gobernante se "quiebre" en un voto, entonces se cae el gobierno.

luisdi dijo...

Juan Carlos:

Me parece que tu propuesta (es decir, la segunda: de formar un directorio opositor) es la más sensata. Creo que es bastante evidente, que cualquiera que defiende una posición constitucionalista de sistema de cheques y balances (en el que, tristemente, no me puedo incluir) debe apoyar esta propuesta. En todo caso, si no se diera no sería por ilógica y descabellada, sino que por falta de consenso político. Me parece que espontáneamente fué manifestado así por votación el apoyo a algún control del poder por parte de los ciudadanos al dividir la Asamblea Legislativa en su futura configuración. Me parece que un sistema de control político es harto necesario en nuestra constitución, en el que este punto es bastante débil.

Jorge Guardia dijo...

Concuerdo plenamente con lo expresado por Juan Carlos Hidalgo y por varios bloguistas. El Movimeintio Libertario tiene la ocasión de obligar al Partido Liberación Nacional a negociar con el bloque opositor, en vez de hacerlo separadamente con algunos de ellos. Creo que es la mejor opción. Triste sería que se plegara al PLN, pues volveríamos a lo mismo de antes. Saludos Jorge Guardia

Mauricio Herrera dijo...

Don Jorge, Juan Carlos y demás amigos libertarios:

Lo que ustedes comentan aquí es muy diferente al dubitativo ML que aparece en los medios. Desde la nueva fracción del PAC, me consta, hay toda la buena voluntad para empujar este acuerdo que, repito, creará un incentivo para que todas las bancadas se esfuercen en una gestión productiva y provechosa para el país.
La pelota está del lado de los libertarios y me parece que ustedes tienen buenos argumentos para convencer a sus copartidarios.
La ruta es a la inversa de lo que plantea doña Laura Chinchilla hoy en la Nación: según ella, los opositores primero deben tener un proyecto de agenda nacional común antes de hablar de un directorio compartido. Creo que es al revés: dado que los partidos parten de posiciones ideológicas muy diferentes, primero debe existir la voluntad y decisión de crear un directorio opositor para comenzar a trabajar de inmediato en los temas de fondo, basados en las coincidencias, que existen con base en los mejores intereses nacionales. Cuanto más se demore el ML en tomar la decisión más difíciles serán los acuerdos sustanciales.
Otro aspecto es que, en el hipotético caso de un directorio compartido entre oposición y gobierno, ese acuerdo solo tendría sentido si los opositores ocupan la presidencia, porque para democratizar el Congreso y superar cuatro años de unilateralismo es necesario tener control del debate.
Convenzan a su gente.
Saludos

Juan Carlos dijo...

Estimado Mauricio,

Le puedo garantizar que la labor de convencimiento se ha llevado a cabo por los canales correspondientes, y que hay un grupo importante de dirigentes libertarios que apoyan el directorio de oposición.

Pero esta es una decisión de los diputados electos y el Comité Ejecutivo, y los deseos de uno llegan hasta ahí. De anunciar hoy el ML de que sus diputados harán mancuerna con "el partido más corrupto en la historia de Costa Rica", o nos tratarán de vender el cuentazo de que votarán por una papeleta propia, no me quedará otra opción que retirarle mi apoyo a la dirigencia actual del ML y abogar por nuevas figuras que levanten la torcha de una oposición de verdad.