25 de febrero de 2010

Laura hace nuevos amigos

11 comentarios:

Carlos Porter dijo...

Eh... cual es el punto? Raul Castro, Laura Chinchilla y Hugo Chavez se toman una foto juntos, digo por que si es por acusar a Laura de izquierdista... bueno me doy, no lo entiendo.

Juan Carlos dijo...

El punto es que, mientras en Cuba muere un prisionero político, eso no detiene a Laura Chinchilla de tomarse una foto sonriente abrazada con Raúl Castro.

Crei que la imagen hablaba por sí misma. Veo que no.

TicoExpat dijo...

Don Raul es el que esta poniendole la mano en la espalda, al que veo mas abrazado que mono en ventolero es a Chaves...

... y no era que Don Oscar y el se habian cruzado unas palabras?

Aqui dicen que la petrolera taiwanesa la hicieron echada de Venezuela -sin pagarle ni los equipos nilas tierras que habia comprado- por una foto que el entonces presidente se tomo con Chaves, donde se abrazaban como hermanos que no sehan visto en annos...

Lic. Ignacio Alfaro Marín dijo...

Sí, Juan Carlos, entiendo tu punto pero creo que es una crítica a Laura un poco adelantada (antes de que digás nada no voté por ella y soy más afín y tus ideas de lo que sabés) Yo le he criticado al PAC que no son realistas, o sea que tienen ese afán de la corrección por la corrección misma sin ver la utilidad y creo que podría ser que esto caiga en lo mismo. Entendeme: no verás de mi una palabra de apoyo a ningún régimen castrista pero... vamos... creo que es un poco de política realista (no de realpolitik, que es otra cosa), un saludo.

Jesus Bonilla dijo...

El punto es que Laura representa un país, una ideología y creo que esta foto dista mucho de una predica con el ejemplo. Claro que se puede ser hipocrita...y analicemos nuestra relacion con China... un regimen autoritario y esclavista con el cual vamos a tener un estadio que no entiendo que simboliza, alguien lo sabe?

Victor Quiros Vargas dijo...

Yo pienso que la diplomacia no da para tanto. Este tipo de retratos les sirve más a los tiranos porque los pone, en apariencia, al nivel de los demócratas, relativizando así su verdadera naturaleza.

Victor dijo...

La foto como tal muestra el problema que en general se le ha señalado a nuestros gobernantes... la toma constante de poses demagogas o de conveniencia, de tener desvinculados el hablar y el actuar. No se trata siquiera de un asunto de izquierda o derecha; nuestros representantes deberían ser más cuidadosos en su relación los regímenes populistas autoritarios, violadores de derechos humanos. No es inocencia política, algunas relaciones deben mantenerse por múltiples razones, pero entre ellas no se encuentran las de pellizco en nalga...

Albertvs dijo...

Que amistades las de Laura... fundamentalistas cristianos, un dictador enmohecido y vetusto y su aprendiz.

luisdi dijo...

"No basta con ser la hija del emperador, hay que aparentarlo."

Aunque no me parece que la postura de D. Laura sea excsivamente "amistosa", si me parece que puede ser utilizada para fines publicitarios (que al fin y al cabo es el sostén de estos regímenes absolutistas). Una cosa es la diplomacia, otra es el principio ímplicito en el acto. Una cosa es Laura Chinchilla, como persona y D. Laura, Presidente de Costa Rica. Pero, claro está, para algunos en este país la pasión por esos principios es visto como algo malo: "extremista" y "radical". Tan es así, que gente como D. Jorge Guardia fué criticado por hacer la observación que en C. R: nos faltaba valor para hacer pública nuestras ideas. Recuerdo que mi padre me contó recientemente como mi abuelo dejó su trabajo y arriesgó su vida por defender sus principios en tiempos de la Revolución. Por lo visto, son tiempos muy alejados en la historia. Supongo que a eso le llaman tolerancia y conciliación.

Mauricio Valerio dijo...

Qué lástima que no se sabe ni dónde se tomó la foto, ni quién la tomó. Los habrán puesto a posar?

Y bueno, con esto del "punto" de la publicación de la fotografía: significa que yo, al no compartir la ideología política de don Juan Carlos Hidalgo no puedo leer este blog?

Juan Carlos dijo...

Todos pueden leer este blog. Y comentar en èl. No entiendo la última parte de tu comentario, Mauricio.