21 de febrero de 2010

Punto álgido en visita a Madrid



Ya estoy de vuelta en Washington luego de una muy buena semana en Madrid. La situación en España es delicada. Desempleo por arriba del 20%, cierre generalizado de empresas, bancos débiles, cientos de construcciones abandonadas, y para empeorar todo, tienen a Zapatero de presidente.

Sin embargo el viaje fue muy placentero y productivo. El punto álgido fue hace una semana cuando pude visitar con mi amigo hondureño Guillermo Peña y su esposa el estadio Vicente Calderón para el partido de la jornada: Atlético de Madrid vs Barcelona. Al final los colchoneros ganaron 2-1, y pude grabar con mi cámara el segundo gol del Aleti. Aquí lo comparto.

8 comentarios:

Julio Córdoba dijo...

Qué buen video!!!! jajjaj!! Pura adrenalina!!!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Me hizo gracia ver a JC pegando gritos por 2 segundos en el video.

Muy bueno.
Saludos

Ericjms dijo...

Se espera una buena reseña de corte liberal sobre las dificultades en España y cómo sacarla de la crisis.

Albertvs dijo...

Se me adelantó Eric, yo quería preguntar cuáles eran las políticas de Zapatero que estaban estancando a España, y sus soluciones.

Saludos

Juan Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos dijo...

Este artículo de Juan Ramón Rallo explica muy bien dichas interrogantes desde un punto de vista liberal.

luisdi dijo...

En realidad te envidio. Ir a España es uno de mis sueños. Tengo un amigo que es de allá, que me contaba que están hartos de Zapatero. Hay que recordar que Europa, desafortunadamente, es la cuna del socialismo. Mala suerte para ellos. Aunque estén todos unidos, no pasarán de ser una potencia de segunda si persisten en ser tan "jilipollas".

Luis Naranjo dijo...

Como diría Torrente, "ese es mi Aleti".

Qué raro que en España (y otros países), tengan toda la evidencia enfrente y no den marcha atrás con políticas fracasadas.

Irlanda parece apartarse cada vez más de los "PIGS" y daba la impresión que España lo estaba logrando. Evidentemente, como dice el señor Rallo, estaban viviendo por encima de sus posibilidades. Aleccionador.