14 de septiembre de 2009

Presupuesto ilegal e irresponsable


El presupuesto de la República que presentó el poder Ejecuivo hace unas semanas es un monumento a la irresponsabilidad. Y además, es ilegal.

Es irresponsable porque pretende que gastos corrientes (salarios, equipo de oficina, etc.) se financien con deuda. Es decir, el Estado no tiene dinero para pagar los gastos más básicos, y necesita pedir prestado. Cualquier empresa o padre de familia que llega a una situación financiera de esta gravedad (endeudarse para pagar la comida de la casa o los salarios de los empleados) está a las vísperas de la bancarrota. En este caso, estamos a las puertas de una seria crisis fiscal que se traducirá en una alta inflación, más impuestos, tasas de interés por las nubes, y demás bellezas económicas que suelen ser el verdadero legado de los gobiernos socialdemócratas.

Pero aún más grave, es que el proyecto de presupuesto es a toda luces ilegal. Parte del supuesto de que el gobierno puede endeudarse para pagar gastos corrientes, algo que está explícitamente prohibido por ley. Y para eso la administración Arias le está pidiendo a la Asamblea Legislativa cambiar la ley y permitir este endeudamiento irresponsable. Aún así, hasta el tanto la ley diga una cosa, el gobierno no debería presentar un presupuesto que diga lo contrario.

Lamentablemente el poder Ejecutivo dice que es la única manera de llenar el hueco fiscal que ha creado. Tomando argumentos del libreto dejado por el infame Alberto Dent, ministro de Hacienda de Abel Pacheco, la ministra actual Jenny Phillips dice que si no se aprueba esta medida tendrán que empezar a despedir funcionarios y recortar programas. ¿Se acuerdan de todos aquellas escuelas y hospitales que la administración Pacheco decía que tendrían que cerrar si no les aprobaban más impuestos?

Y el chivo expiatorio del gobierno para esta crisis fiscal hacia la que nos dirige es la recesión económica, la cual ha causado una disminución en los ingresos por concepto de impuestos. La ministra Phillips dice que ella no es "médico chino" para haber previsto que la recesión iba ser tan fuerte. ¿Comeremos cuento? Nada más falta ver el gráfico de arriba que muestra el comportamiento de los ingresos y egresos del gobierno central. Como podemos ver, sí los ingresos han disminuido, pero la verdadera causa del boquete fiscal no yace ahí, sino en la manera en que el gasto público se ha disparado en el último año--casualmente desde el inicio de la precampaña liberacionista.

Y la borrachera del gasto y el endeudamiento continúa. El gobierno ahora está proponiendo financiar la banca de desarrollo con deuda. El nuevo presupuesto crea 5.632 puestos nuevos en el sector público, de los cuales casi la mitad serán puestos de maestros–cuando más bien la matricula escolar va a la baja–principalmente de artes plásticas, música y educación física. Cualquier malpensado diría que el gobierno está tratando de nutrir a un gremio (educadores) que siempre ha sido base del PLN de cara a las elecciones. También se planea aumentar el presupuesto de las universidades estatales en un 10% a pesar de que la economía nacional se va a contraer este año.

Todo depende en si los partidos de oposición apoyan o no al gobierno en sus intenciones de permitir el endeudamiento para pagar gastos corrientes. El ML ya dijo que bajo ninguna circunstancia. Sin embargo me preocupa la posición ambivalente del PAC, que se declara dispuesto a cambiar la ley siempre y cuando se reduzcan "los gastos por publicidad". ¿Serán tan ingenuos en el PAC, que están dispuestos a que el gobierno se endeude por cientos de miles de millones de colones siempre y cuando se recorten 100 millones de colones en publicidad?

Esperemos que la oposición aguante y la administración Arias no le quede otra que presentar un presupuesto responsable y legal.

2 comentarios:

José Cardona dijo...

y tras de eso el carebarro jefe de fracción del PLN dice que la oposición es irresponsable.

http://www.nacion.com/ln_ee/2009/septiembre/30/pais2106617.html

Luis Nautilio dijo...

Mas claro no canta un gallo!