27 de septiembre de 2009

¡Bien por Alemania!


El FDP, el partido liberal alemán, alcanzó aproximadamente un 14.5% de los votos en las elecciones generales de hoy. A pesar de que el CDU de Angela Merkel apenas logró un magro 33.5% del voto, la suma de los dos partidos, combinado con la manera en que se distribuyen los escaños en el Bundestag, es suficiente para generar una nueva coalición gobernante en Alemania entre conservadores y liberales, con Merkel a la cabeza.

Es digno de destacar que en la supuesta "peor crisis del capitalismo espectulativo"--como se ha dejado decir más de descuidado analista--los alemanes han decidido darle un espaldarazo tan firme al FDP, el partido liberal.

Glückwünsche Deutschland!

5 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

La bendición del nuevo presidente norteamericano ya la obtuvo en una toma subrepticia de un cámara de televisión en la que Obama daba por hecha su victoria. No es una cuestión personal. Angela Merkel ejerce sobre la izquierda el mismo magnetismo que Tony Blair ejerció en su día, desde Downing Street, para la derecha mundial. Se diría, a veces, que esta señora surgida del frío viene de otro mundo. No es extraño que nos preguntemos sobre quién es realmente. ¿Una derecha social, que cree en el papel regulador del Estado y en los límites al mercado, no hace concesión alguna al populismo y es abiertamente hostil al autoritarismo, hace bandera de los derechos humanos y del respeto escrupuloso de la regla de juego? ¿O no será quizás el último señuelo antes de la aparición de un canciller de hierro, esta vez liberal y con faldas, que desmonte esta vez de verdad lo que construyó el fundador de la Alemania moderna? elPAIS.com

TicoExpat dijo...

...y con todo y Al Quaida... y va pa'lante.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

TicoExpat:
No entendí su comentario.
Saludos

Juan Carlos dijo...

Yo tampoco.

Iván Villalobos dijo...

Me parece que las cosas no son como usted las está viendo. Sòlo un par de anotaciones:

1. Un gran grueso de la población tiene bastante miedo con respecto a lo que una coalición con el FDP pueda traer en los próximos años. En suma, teme que el socavamiento del estado social alemàn continúe y se recrudezca.

2. Westerwelle se ha presentado en esta elección, por convicción u oportunismo político, más como un candidato de centro que 'liberal radical'. Incluso dice querer representar los intereses de los trabajadores. Es decir, el FDP obtuvo los votos que obtuvo, menos que el SPD por supuesto, gracias a la notable moderación ("socialdemocratizaciòn") del discurso político de Westerwelle.

3. A diferencia de usted, más que un espaldarazo al capitalismo, veo en la futura coalición CDU-FDP un claro mensaje de descontento para el Partido Socialdemócrata, que dejó de representar para muchos los principios fundamentales de la socialdemocracia. De ahí que uno de los grandes ganadores de la contienda haya sido el Partido Die Linke (La Izquierda) que quedó incluso 2 puntos porcentuales por encima de Los Verdes a nivel nacional.

4. Por último, hay que reconocer que mucha gente también considera que Merkel ha manejado bien el tema de la crisis, y cree que por ello merece continuar.



Gracias