31 de agosto de 2009

"La gente se está defendiendo mucho"


No sé si es cosa mía pero cada vez más me parece como que el sentido común es el menos común de los sentidos, como dijera H. Greele hace muchos años.

Ayer el ex vicepresidente Kevin Casas publicó la segunda parte de un artículo sobre el tema de la inseguridad ciudadana en Costa Rica. El escrito entero tiene puntos bastante rescatables, sin embargo hay uno que me dejó desconcertado. Casas admite que la evidencia sobre el control de armas y la violencia es "controvertida" (yo diría que es contundente: a menos armas más crimen). Pero luego se declara "alarmado" por el siguiente dato: "casi el 7 por ciento de los homicidios registrados en el 2008 corresponden a situaciones de defensa propia, el triple que al inicio de esta década".

¡Los ciudadanos se están defendiendo mucho y eso es alarmante! Y para eso Casas propone aprobar un proyecto de ley que se encuentra en la Asamblea Legislativa que explícitamente buscar reducir el acceso a armas de fuego por parte de los ciudadanos obedientes de la ley. Los criminales, que siempre tendrán acceso a estas, harán mesa gallega en dicha situación.

Un estudio de Gary Kleck de la Universidad de la Florida encontró que el 90% que las armas de fuego son usadas para defensa propia, nunca son accionadas. Es decir, el mero acto de sacar un arma de fuego es, en la gran mayoría de los casos, suficiente para abortar un crimen. Rara vez esto se ve reflejado en las estadísticas.

Pero el hecho de que analistas como Kevin Casas consideren alarmante que la gente se esté defendiendo de los criminales me parece... alarmante.

9 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

No solo alarmante sino censurable, como vamos a dejar que los criminales anden por la libre, matando a nuestros jóvenes y a nuestros seres amados. Yo si porto arma y veo mi integridad personal o familiar en riego de muerte, no dudaría en dispararle algún delincuente, me defendería mil veces y sin pensarlo dos veces.

Y es que hay una impunidad increíble, sicarios, bandas organizadas, narcotráfico, asaltos, secuestros, robos vía Internet, mancamiento en los bancos, paseos millonarios, delincuencia callejera, asaltos a viviendas, es verdad que la seguridad ciudadana esta muy mal en este país.
Aunque debo reconocer que ahora veo más movimientos de patrullas y de policías por sectores donde antes no había.

Yo se que la violencia engendra más violencia, pero si no nos defendemos, quien lo va a hacer por nosotros, yo creo que nadie, el individualismo reina en nuestra sociedad y cada uno está viendo como sortea esta crisis y todo lo que arrastra la misma.
Saludos

lucas dijo...

Que certero Don Juan Carlos.
Quisiéramos vivir en hobbiton, donde no hay armas.
Pero en cambio vivimos en Costa Rica, donde a los criminales no se les molesta, y los civiles SI somos acosados por la policía.
Esto de las armas es una muestra más de que a algunas personas les gusta hablar de paz, porque viven detrás de una muralla de 4 metros de altura con guardia de seguridad full escopeta en el portón.
Mientras ellos hablan de paz y reciben homenajes en el exterior, nosotros sabemos que esa paz verdadera no va a llegar muy pronto.

mauricio dijo...

Si nos basamos en el supuesto de que se justifica la adquisición y portación de armas de fuego para ser utilizadas ante una eventual agresión o autodefensa, entonces Juan Carlos debe estar totalmente de acuerdo en la carrera armamentista que han iniciado algunos paises como Venezuela. Estoy seguro que Hugo Chavez secundaría a Juan Carlos en sus apreciaciones, sobre todo ahora ante la amenaza yankee con sus bases milites en Colombia. La subjetividad de la autodefensa es algo que no podemos controlar.

Por otro lado considero que es el estado quien debe garantizar la plena protección de nuestra población a través de un efectivo ejercicio de sus deberes; sin embargo las deficiencias que este pudiese tener en su cumplimiento, no justicica la promoción y/o masificación del uso de armas de fuego por parte de los ciudadanos. Las reglas de convivencia social son mas que claras y es el estado quien debe velar por el cumplimiento de las leyes a través de una oportuna intervención. No me opongo al legítimo de derecho a la defensa, el cual está mas que justificado; sin embargo percibo que la posición de Juan Carlos se basa más en una defensa a ultranza de las libertades individuales que se podrían ver afectadas a causa de una eventual prohibición versus la conveniencia práctica a evitar una "escalada armamentista" y por ende descontrolada entre el hampa y los ciudadanos. Me parece que la defensa o limitación del uso de armas de fuego es una medida paleativa a un mal que merece otro tipo de tratamiento y cuya cura está en las oportunidades de acceso a la educación y a fuenets de trabajo que pueda generar el país

Juan Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos dijo...

Establecer una equivalencia o paralelo entre el derecho INDIVIDUAL a portar un arma para la autodefensa y una carrera armanmentista por parte de un país o grupo de naciones no tiene sentido alguno. Ni sé por dónde empezar. Es como decir que como los INDIVIDUOS tienen derecho a tener una fe, entonces el Estado confesional se justifica también.

Y, el viejo señalamiento de "no me opongo al derecho a la defensa propia pero me opongo a que la gente porte armas" me suena mucho al conocido discurso de "no me opongo al libre comercio pero...". Va más por ahí de que sí podemos defendernos ante un ataque, siempre y cuando sea a cachetadas o pellizcos. Así no se vale.

Julio Córdoba dijo...

Qué poco inteligente se ve Casas en esa foto.

edivimo dijo...

Ya había salido una noticia anterior a la opinión de Kevin Casas: http://www.nacion.com/ln_ee/2009/julio/27/sucesos2002582.html
Estoy de acuerdo con los argumentos del "gun-lobby" en Estados Unidos, similares a los que ha expuesto Juan Carlos, y quiero agregar que el Estado no puede protegernos en todas las situaciones posibles, no puede poner un policía en cada esquina ni en frente de nuestras casas para evitar que nos roben o asalten. El Estado no puede, ni debe, darnos protección absoluta contra la delincuencia, los ciudadanos tenemos que protegernos y las armas de fuego son una parte importante de nuestra protección.
Es más, una de las primeras cosas que voy a comprar cuando trabaje, es un arma de fuego para defenderme, y así no depender completamente de la policía, entre otras cosas,

TicoExpat dijo...

Compas,

Yo vivo en una sociedad donde esta prohibido a los ciudadanos portar armas, pero hay baja delincuencia y baja pobreza. La policia esta relativamente bien preparada, la mayoria son mas o menos bien, con sus excepciones -no tienen mucho que hacer. Pero aca la policia no es en broma: son bravos cuando se debe, y Dios guarde faltarles el respeto. Ahi si lo dejan como caimito.

O sea, compas, que tener armas legales para lso ciudadanos no vale si la policia no tiene autoridad y no esta respaldada por la Ley. De que vale que usted se vuele al ladron si este vuelve con lso compinches a su casa? Tiene usted tantas armas para armar la guerra?

Una sociedad que mantiene un Estado cleptocratico, de clientismo y privilegios, no puede dar la cara con autoridad. Una sociedad en desorden, no por la pobreza extrema sino por lso desvalores y falta de moralidad, es mas peligrosa que una armada de una bomba atomica. Sin modelos adecuados, sin Ley que rija, no valen las armas. Aunque se hecha al pico a todos lso ladrones que hay hoy, mannana saldran mas porque el sistema asi los hace. Asi funciona nuestra sociedad en Costa Rica.

chicho dijo...

no hay que dejar de lado que independientemente de la forma que cada uno considere como idónea para defenderse, ¿para que me van a limitar mi derecho a portar armas? si sabemos que los delitos se cometen con armas no inscritas, y existen leyes que establecen consecuencias para el mal uso que se le puede dar a las armas que actualmente están permitidas, no veo motivos que puedan justificar que se restrinja ese aspecto de mi libertad. Por esto, a pesar de lo que opina Mauricio, no necesito justificación alguna para comprar y portar armas. El único que va a necesitar una justificación es quien pretenda quitármelas, ya que hacer eso sin dar explicaciones si me suena más como el tipo de cosa que "Hugo Chavez secundaría".