15 de agosto de 2009

Honor a una generación martir



La Primera Guerra Mundial es, seguramemte, el peor error de la humanidad. "La guerra para acabar todas las guerras" terminó dejando la mesa servida para la carnicería aún más terrible de la Segunda Guerra Mundial, y enjendró las ideologías genocidas del comunismo y el nacional socialismo.

No había buenos ni malos. Solo millones de muertos por nada. Harry Patch fue el último soldado sobreviviente de dicho conflicto. Murió hace dos semanas en el Reino Unido, y hoy Jaime Gutiérrez Góngora, en un artículo bastante sorprendente puesto que siempre ha sido un "halcón", rinde un sentido homenaje a Patch y al mensaje de paz y reconciliación que lo caracterizó cuando le preguntaban sobre dicha guerra.

Con Patch desapareció una generación martir. Por su sacrificio, merecen el mayor de los honores en los anales de la historia.

4 comentarios:

Jesus Bonilla dijo...

Ya que tocas tema de historia, que pensaran los Alemanes después de tanto dolor infringido? seguirán siendo los mismos monstruos disfrazados de corderos?

o en la la epoca actual, quienes son los nuevos monstruos que han existido a traves de toda la historia de la humanidad?

Juan Carlos dijo...

No estoy de acuerdo en que los alemanes hayan sido los monstruos en este conflicto. Los líderes de ambos bandos fueron los malos de la película, al llevar al mundo al borde del abismo por estúpidas consideraciones geopolíticas.

Es más, la Primera Guerra Mundial no ocurrió en un vacío, así que sería una ligereza de mi parte dar a entender que fue un error que pudo ser fácilmente evitado. Ya las tensiones entre las partes tenían mucha cola. Quizá la guerra que sí pudo haber sido fácilmente evitada y que dejó la mesa servida para la Primera Guerra Mundial fue la Guerra Franco-Prusiana de 1870. Fue un conflicto aún más estúpido, que los germanos ganaron demasiado fácil y que aceleró la unificación alemana y alimentó sus ímpetus imperialistas. Lo peor de todo es que fueron los franceses los que la empezaron.

Jesus Bonilla dijo...

este es un extracto de wikipedia...Benito Mussolini se había convertido en líder indiscutido de Italia durante ese mismo período de entreguerras. Expulsado del Partido Socialista Italiano por apoyar la participación de Italia en la Primera Guerra Mundial, en 1919 fundó los Fasci italiani di combattimento, grupo militar integrado por excombatientes, que reprimían a los movimientos denominados obreros y al partido socialista; era por tanto análogo a los Freikorps alemanes tanto en ideario como en actuación. El fascismo creado por Mussolini defendía un régimen militarista, autoritario, nacionalista, que centralizara el poder en una persona y un movimiento (Partido Nacional Fascista en el caso italiano) y contrario a las instituciones democráticas. Los fascistas tomaron como emblema el fascio, antiguo símbolo de poder entre los romanos, consistente en un haz de varas con un hacha en el centro.

En estos años los movimientos obrero y campesino se manifestaron de manera más radical al tomar las fábricas y las tierras bajo su control, en un intento por imitar la revolución rusa. Los industriales y terratenientes, asustados por esta amenaza a sus intereses, apoyaron económicamente a los Fasci di combattimento. En septiembre de 1922 los camisas negras, como también eran conocidos los fascistas, organizaron una marcha sobre Roma, para presionar al gobierno por la incapacidad de resolver la situación económica. En respuesta, Víctor Manuel III nombró a Mussolini primer ministro. Este empezó a autodenominarse Duce ('Caudillo'), y estableció un gobierno totalitario. Creó el Gran Consejo Fascista que controló el Parlamento. Persiguió a los sindicatos, al Partido Socialista, prensa contraria a su gobierno, y a la Iglesia. Suprimió las libertades individuales y el derecho de huelga. Controló los medios de comunicación y solo permitió propaganda que exaltara el nacionalismo y el fascismo. También introdujo el militarismo en el sistema educativo italiano.

Cualquier parecido con la politica de Chavez es pura coincidencia....

edivimo dijo...

La mejor obra de arte sobre la Gran Guerra es "Sin novedad en el frente" (All quiet on the western front) de Erich Maria Remarque. En este libro muestra que se sintió ser parte de "una generación martir" como tú lo mencionas. Una de las mejores partes del libro es cuando los soldados discuten quién está ganando con la guerra... simplemente excelente, se los recomiendo.