8 de mayo de 2009

Había una vez una fiebre porcina...


... que asustó a medio planeta durante dos semanas gracias en gran medida a las exageraciones de los medios de comunicación, quienes nos trajeron recuerdos de la "influenza española" de 1918-19 que mató a 50 millones de personas. En Estados Unidos, la prensa no se cansó de plantearse el "peor escenario" (en lugar del "más realista") en el cual 2 millones de estadounidenses morían por el virus. Dos semanas más tarde, solo una persona ha muerto en Estados Unidos debido a la fiebre porcina, a pesar de que en este país todos los años fallecen 30.000 individuos debido a la influenza estacional.

Costa Rica no se quedó atrás, y los periódicos reportaban en tiempo real quién tocía y tenía carraspera en la garganta. Eso, por supuesto, hasta que se cayó un helicópeto con casi 400 kilos de coca en Talamanca y todo el mundo se olvidó de la fiebre porcina.

Moraleja: No asustarse por todo lo que sale en los titulares.

5 comentarios:

JP Zuniga dijo...

Y como era de esperarse, salieron mezclando la gripe con el TLC. Hasta tuvo que salir el ministerio a aclarar.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Tras el terrorismo y la crisis económica, un problema sanitario propaga el temor ciudadano - La alerta está justificada; la alarma, no - La inquietud de la población es manipunable políticamente.

El miedo es libre, pero también contagioso. Y si hay algo más veloz que un virus en fase de expansión, es la propagación del pánico, como acaba de demostrar la reciente alerta de pandemia por virus gripal H1N1. Aspectos tales como la demanda de Tamiflu en las farmacias por parte de población sana, los sacrificios masivos de cerdos, el veto de Rusia al porcino español o el punto de xenofobia con que se contempla a los mexicanos en algunos lugares de EE UU -hechos todos ellos que no responden a razones objetivas- no son daños colaterales de la enfermedad, sino diversas variantes del miedo como fenómeno de masas, esa epidemia de alarma social que corre en paralelo a la real.

En la información se mesclan lo veraz y las teorías conspiratorias.

La nueva influenza, conocida como gripe porcina aunque a los que afecta es a los humanos, ha aparecido como tabla de salvación para reactivar un poquito la economía, esta vez la farmacéutica que la viene viendo muy mal. ¡Vaya usted a conseguir mascarillas, vacunas antigripales (que de nada sirven en un nuevo virus), alcohol en gel o cualquier cosa para protegerse del contagio y verá lo que es especulación o escasez.

Y es que el miedo ha sido sumamente útil en los últimos años (por no decir siglos). Lo utilizan desde la religión hasta los gobiernos, pasando por el capitalismo como religión, siempre con excelentes rendimientos.

Para no ir muy lejos ¿recuerdan las atrocidades que iban a causar las abejas asesinas que venían subiendo de Brasil a partir de 1957 y acabarían con la población? Ya llegaron a América del Norte y la cifra de muertes resulta insignificante respecto a la magnitud de la amenaza que se anunciaba.

Y para el 31 de diciembre de 1999 el Apocalipsis venía en computador con el famoso Y2K que haría caer aviones en pleno vuelo a media noche, las computadoras nos alterarían todo y quien quita hasta enemigas de los seres humanos se tornarían.

La caída de las torres gemelas fue un hecho real y contundente, pero el miedo contra Afganistán e Irak fueron creados porque los supuestos terroristas eran todos de Arabia y siendo un país amigo de los Estados Unidos, la ocasión era propicia para atacar al ex amigo Saddam Hussein. Hoy si el ejército se va hay sangre y si se queda también. De la salida de Afganistán obviamente no se habla ¿será un asunto de producción de drogas o de conductos de combustible?

Y siguiendo con los miedos, en la década del 80 aparece el SIDA y todos nos íbamos a morir, luego viene el año 2003 con la famosa gripe SARS creó el mismo pánico mundial que hoy estamos padeciendo, según datos de la OMS entonces hubo apenas 8.045 casos a nivel mundial de los cuales sólo 765 fueron víctimas mortales, mientras tanto Donald Rumsfeld muy “preocupado” por la salud invertía en el Tamiflu que sabemos no sirve para nada, pero ante el miedo la gente lo adquiere a precios de capricho.

¿Y el miedo de Casas-Sánchez en su célebre memorándum para imponer el TLC como lo hicieron o el país queda aislado? Al final como lo decíamos, era Todo Lo Contrario.

Si racionalizamos que todos esos miedos han derivado en negocios o que quieren distraernos para darnos algún guamazo inesperado por otro lado, no necesitamos seguir preocupándonos por esta epidemia, pandemia o como quieran llamarla, lo que sí tiene de bueno es volver a hacer conciencia en la gente sobre la importancia del aseo, de lavarnos las manos con frecuencia, de atender síntomas con prontitud y seguir viviendo en paz y sobre todo sin miedo… que el miedo siempre es mal consejero.

Una epidemia de la que no se habla

Sin repercusión mediática, África occidental se enfrenta desde hace meses a uno de los peores brotes de meningitis de su historia, con 1.900 muertos y más de 56.000 casos declarados.

El miedo es más contagioso que el virus

No tiene un problema de nomenclatura (La OMS rebautiza la gripe para salvar al sector porcino) ni desata las hostilidades internacionales (China suspende los vuelos desde México por miedo a que propaguen la gripe). Aún menos ha causado alertas sanitarias y mediáticas en el mundo. Sin embargo, desde primeros de este año una gran epidemia de meningitis (infección que afecta a las membranas que cubren el sistema nervioso central) se ha extendido por varios países de África. Para combatirla, Médicos Sin Fronteras (MSF), en colaboración con diversos Gobiernos, ha puesto en marcha una de las mayores campañas de vacunación de la historia.

Saludos

Albertvs dijo...

A eso podemos agregar otros jinetes apocalípticos...

Calentamiento global
CFCs y el agujero de la capa de ozono
Invierno Nuclear
Era glacial (que fue antes del calentamiento...)
DDT
Y2K
El chupacabras...

TicoExpat dijo...

Lastima que nadie la haga tanto caso a la pandemia de la droga, a la epidemis de corrupcion, a la enfermedad de la desidia y avaricia desmedida, a la carencia de amor al trabajo honrado...

CANDLMEDIC dijo...

SOLUCIÓN A LA GRIPE PORCINA?
La única forma de evitar la posibilidad de contraer la enfermedad es incrementando tus defensa, es decir, mejorar las respuesta de tu sistema inmunológico. Actualmente existe un producto que ha logrado aumentar esa respueta hasta en un 400% y se cree que buena parte de la población que está en riesgo pero que no sufre los embates de esta enfermedad es por que está consumiendo este producto.
http://medicos-caracas.blogspot.com/2009/05/factor-de-transferencia-ii.html