29 de enero de 2009

Don Pedro Pablo: No es su problema


La decisión del ICE de aumentar la tarifa para los mensajes de texto ha generado bastante controversia. Hasta el gobierno ha decidido intervenir ya que conoce muy bien la popularidad de esta forma de comunicación en nuestro país: se estima que cada día se envían 20 millones de mensajes de texto.

Actualmente el costo de cada mensaje es ¢1,50 y el ICE pretende un aumento hasta ¢5,25. ¿Es muy barata la tarifa actual? No lo podemos saber, puesto que aún no existe competencia. En un mercado competitivo el precio lo determina la oferta y la demanda de un producto y servicio, mientras que en un mercado monopólico el precio se fija mediante decisiones políticas (basta ver la reunión de emergencia ayer entre el presidente ejecutivo del ICE, el ministro de la Presidencia y el jerarca de la ARESEP).

Lo que sí me parece inaceptable es que el ICE empiece a tomar decisiones tarifarias como si ya hubiera competencia. Y más aún que detrás de estas decisiones parecen entrar en juego tanto prejuicios personales como valoraciones técnicas. Para eso basta con ver las declaraciones de don Pedro Pablo Quirós, presidente ejecutivo del ICE, quien calificó a los mensajes de texto como una "charlatanería".

La utilidad o no de los mensajes de texto no es problema de don Pedro Pablo. ¿Desde cuándo los clientes tenemos que justificarle al oferente el uso que le damos a los productos o servicios que le compramos?

Hay mucha tela que cortar detrás de los recientes aumentos en las tarifas telefónicas implementadas por el ICE sin consulta de la ARESEP. Una de las mayores preocupaciones es la de los subsidios cruzados. Para eso recomiendo la columna de hace unas semanas de Luis Mesalles en La Nación.

11 comentarios:

jaleló dijo...

El mamut presiente el advenimiento de su extinción...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Yo creo que la ley debe respetarla cualquiera ya sea el ICE o Pedro de los palotes, no es si es más barato aquí o en el resto de Centroamérica, con esos argumentos no podemos llevar a cabo nada, en primer lugar porque son países diferentes y en circunstancias diferentes.

Porque no ajustarse a la ley y esperar que la Sutel les autorice los aumentos.

Me hace gracia que lo que tanto se criticaba desde el gobierno a los detractores del TLC con teorías de conspiración y ahora el presidente del ICE lo usa, de que hay conspiración para debilitar al ICE.

Seamos más serios don Pedro Cob.

Y cada uno hace lo que le de la gana con sus mensajes de texto.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

JC:
Por cierto es curioso la descoordinación entre don Pablo Cob y el gobierno central, que tienen discuros diametralmente diferentes.
Saludos

roche dijo...

JC,

En este sentido hay una interesante opinión con respecto a los costos del sms que me pareció interesante:

Marcelo Magallón:
"Lo que la gente parece que no sabe o no quiere saber, es que el
servicio de SMS por que el que el ICE ahora cobra ¢1,5 y en el futuro
quiere cobrar ¢5,25 ... al ICE le sale gratis (ignorando una inversión
que tuvo que hacer hace un montón de tiempo y que ya recuperó y
rerrecuperó N veces). MMS y 3G son problemas diferentes, pero SMS al
operador le sale escencialmente gratis.

En http://communication.howstuffworks.com/sms.htm hay una explicación
bien bien blandita de como funciona el transporte de SMS y se pueden
dar cuenta solos de por qué para el operador los mensajes tienen un
costo total casi cero (se necesita infraestructura, pero con lo que
cobran solo por el servicio de llamadas esa infraestructura se paga en un plazo muy corto)."

Andrës dijo...

Lo que si no me pareció fue una declaración de algún directivo del ice que decía que si querían tener servicios buenos, se tenían que subir las tarifas! Bárbaro!

Albertvs dijo...

El ICE anda desde hace rato tratando de subirle a la luz, pero no le dieron permiso en la ARESEP.

¿Será que pretendía cubrir sus desbalances a puro mensaje de texto?

jaleló dijo...

¡Qué le suelten el TLC a este burro amarrado del ICE!

Carlos Guzman dijo...

Una declaración muy poco acertada sin duda...
No puedo esperar más a ver las reacciones de la gente cuando "liberalicen" los precios y tengan que pagar como lo ha venido haciendo el resto de lal gente en Centroamérica solo para citar el ejemplo local.

TicoExpat dijo...

O sea, veo dificil que en CR se ponga de moda el 3G, porque me imagino que si los mensajes de texto son una vagabunderia, la miriada de contenidos que hay -noticias, bolsa de valores, babosadas hasta de horoscopos y amuletos- por los cuales se pagan como servicio, seran la perdida de tiempo mas grande segun estas teorias oficiales.

No se ustedes, pero aca le sacan el juguito a los mensajes, ya sea para emergencias -excelente uso durante tifones u otras circusntancias- o para publicidad -miercoles de dos por uno. Decir que no aumentan la productividad es decir "no me da la jupa para sacarlemas plata a la gente con esta vara, asi que mejor lo quitamos".

Ven lo que es el contagio de la mentalidad monopolistica en Tiquicia? No es de TLC, es de antanno.

JP Zuniga dijo...

El problema del ICE y Pedro Pablo es que no entienden que nosotros los clientes somos su razón de ser. Si el cliente quiere pasar mandando mensajes de texto con chistes o saludos esa es decisión del cliente.
Los mensajes de texto le generan millones de colones de ganancia al ICE, cada día se envían 20 millones, sólo el fin de año pasado “se enviaron casi 100 millones durante las noches del 24 y 31 de diciembre”. No hace falta ser un genio para saber que el ICE gana con esas “charlatanerías”.
A ver: 363 x 20millones + 100millones = 7360 mensajes o sea 11040 millones de colones o lo que es lo mismo $19 millones al año, y eso no incluye lo que se ganó el ICE por los mensajes de “American Idol”.
Una plataforma de SMS vale unos $2 millones, y el ICE la compró desde hace un par de años.

Felipe dijo...

El ICE simplemente es un asco. Vengo llegando de Guatemala y gracias a la competencia hoy hay más de un celular por persona.

Creo que no basta que las empresas estatales tengan competencia. ¡Hace falta que las cierren!