5 de diciembre de 2008

¿Se acuerdan?


Hasta hace tan solo un par de años la clase gobernante (tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo) nos advertía que el país se dirigía a una severa crisis fiscal si no se aprobaba urgentemente un paquete de impuestos que se discutía en ese momento en la Asamblea Legislativa. La exposición de motivos del proyecto de ley nos lo presentaba como “la solución a esta situación atormentante”. El actual presidente del Banco Central, Francisco de Paula Gutiérrez, en su momento lanzó la advertencia de que “mañana será tarde”. Una comisión integrada por ex ministros de Hacienda, afirmó en el 2002 que si no se aprobaban más impuestos, para el 2006 el gobierno tendría un déficit fiscal equivalente al 11.6% del PIB.

¿Qué pasó? Pues los impuestos nunca se aprobaron, y al gobierno no le quedó otra que cobrar bien los tributos existentes y poner cierto orden en el gasto público. ¿Llegó la hecatombe fiscal que nos anunciaron? No. Actualmente el gobierno cuenta con un superávit fiscal, y se anuncia hoy que incluso ha alcanzado plata para pagar la deuda pública, la cual ha dismuido 15 puntos porcentuales como proporción al PIB desde el 2005. Todo esto sin que se aumentara un solo impuesto.

Para verdades el tiempo.

1 comentario:

Luis Naranjo dijo...

Probablemente esta no es la primera vez que nos quieren meter "diez con hueco".

Me parece muy importante guardar esta información histórica como referencia futura, para la próxima vez que nos quieran recetar un nuevo paquetito tributario.

Saludos.