14 de julio de 2008

Reportaje sobre Obama y el voto hispano

Este es un breve reportaje de TeleSur sobre el candidato demócrata Barack Obama y el voto hispano en Estados Unidos. Aparezco dando algunas impresiones al respecto.

8 comentarios:

Andrës dijo...

Obama, sin duda, no tiene el voto latinoamericano!!

Por cierto Juan Carlos, acá estaba leyendo que la editora de ElCato.org es Grabriela Calderón, y me dicen que es hija de Junior...cierto? :S

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

La idea de un negro como presidente de Estados Unidos ha sido durante años una de esas fantasías heredadas de los eslóganes revoltosos del 68, una quimera que se estrellaba contra el muro de una nación de mayoría blanca y de pasado racista. Pero llegó Barack Obama y los blancos votaron por él.

Con un panorama así, aquella vieja quimera podría parecer ahora más cercana. Sin embargo, Obama se ha estrellado contra otro muro con el que nadie contaba: el muro del voto hispano. Mientras los ejecutivos que juegan al golf en el Orange County parecen haber aceptado por fin la idea de un negro como presidente, los camareros mexicanos que le sirven el almuerzo, no. Cuando los norteamericanos de origen anglosajón parecen haber pasado la histórica página de la discriminación racial, otros norteamericanos más recientes y más enfrascados en la lucha por la supervivencia le han sacado a Obama la señal de Stop.

La competencia de negros e hispanos por los mismos puestos de trabajo, la guerra que las pandillas de las dos comunidades libran desde hace años en los barrios de las grandes ciudades, el trato despreciativo que algunos negros han tenido hacia los hispanos durante mucho tiempo, las enormes diferencias culturales entre las dos etnias... Los expertos y los líderes políticos hispanos se niegan a hablar de racismo. Aseguran que se trata de desconocimiento, de prevención o de venganza, pero no de racismo.

Sería paradójico que la comunidad hispana, a la que siempre se le imaginó un papel decisivo en la apertura de este país hacia una mayor diversidad y tolerancia, resultara ahora ser el último dique de contención ante el avance de un negro hacia la Casa Blanca. Sería sorprendente que los que hoy son víctimas de una nueva ola de odio anti inmigrantes estuvieran levantando un muro racista similar al que a ellos les construyen de hormigón en la frontera.

Juan Carlos dijo...

Para nada Andrés. Mi colega Gabriela es ecuatoriana.

Juan Carlos dijo...

Roy,

Yo creo que los hispanos, y cualquier otro grupo étnico, debería votar por las ideas del candidato, no por su color de la piel.

En el caso de Obama, no veo muchas razones por las cuales los hispanos debieran votar por él. Sus ideas para América Latina son pésimas, y en el campo doméstico, McCain cuenta con un mejor record en reforma migratoria.

Es más, creo que los negros tienen más razones para votar por McCain que por Obama, dando el rechazo que éste último ha dado a los vouchers escolares y la reforma a la seguridad social, políticas que beneficiarían desproporcionadamente a la población negra.

En fin, no juzguemos la calidad de un candidato basados en el color de su piel.

Andrës dijo...

Ahhhh, ok!! Que susto, ya empezaba a convulsionar!

Juan Carlos dijo...

Conste, tampoco apoyo a McCain por otras razones.

Terox dijo...

Honestamente, no creo que a los latinos que viven en USA, y VOTAN, les importe tanto la política hacia Latinoamérica como para influenciar su voto. En cambio, les interesa el día a día, y sobre todo, sentir que los negros no se les van a "montar" en los beneficios sociales hacia las clases bajas. Creo que ese temor es lo que les hace tener grandes reservas sobre un gobierno de Obama.

Yo le recomendaría a Obama que escoja a Richardson de Vice, y san se acabó. Obama puede ganarse el resto del electorado (por lo menos lo suficiente) mientras que Richardson sería una fortaleza en estados claves como California o Florida. Y al diablo con Hillary!

Daniel Calvo dijo...

Lo que más me gusto de la entrevista fue que la hizo Telesur, rememoro a Jerry y trato de imaginarme que diría de para él ese glorioso medio, el cual sin duda parece haberle traicionado al entrevistar a neoliberales como vos, según el punto de vista de nuestro emblemático profesor de Filosofía.

Saludos