24 de julio de 2008

Cinismo


El premio al cinismo se lo lleva hoy Roberto Gallardo, ministro de Planificación, quien en un artículo en La Nación culpa de todo el escándalo de las consultorías a... los libertarios, por oponernos a más impuestos.

Según Gallardo, si tan solo el gobierno tuviera más recursos, no tendría que recurrir a consultorías paralelas como las que han sido financiadas con las platas del BCIE. Esto lo dice un gobierno que cuenta con uno de los superávit fiscales más grandes en la historia reciente. Según Gallardo, si pagáramos más impuestos (y ojalá descubramos si todos estos consultores pagaron los suyos) no habría habido piñata con las consultorías. Como siempre, la responsabilidad es de los ciudadanos, y no de los políticos.

¿Qué más nos irán a decir para justificar lo injustificable?

5 comentarios:

Cucho Games dijo...

Si no fuese por la oposicion del ML a los paquetes inentendibles de impuestos, estariamos peor cada día. Lo interesante en el tema es la evacion de responsabilidad, caracteriscita de esta mediocre administracion, impuesta por el populismo que sirve solo para alimentar el ego de un vejete en decadencia.

Seria iluso JCH, pensar que personas de ese tipo pueden siquiera navegar en el barco.

Terox dijo...

Jajaja... y ¿por qué no piensan en el uso que le dan a los impuestos que YA cobran? ¿No será que hace falta una reforma estatal?

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Idiay yo soy culpable también con lo de las asesorías, también me opongo a más impuestos.

Que desorden de declaraciones, la verdad es que no sé como gente tan académica y tan "brillante" pueden manejar un discurso tan poco creíble. Se imaginan a como esta todo de caro, y con devaluaciones perversas de 30 colones de un solo golpe, y nos quieren meter más impuestos.

Donde estarán los mil que pensaban en Costa Rica, están asesorando, o ya se dispersaron.
Saludos

La ASOJOD dijo...

Gallardo fue profesor mío y siempre le recriminé sus "salidas", pero esta me sorprendió. Jamás pensé que fuera tal el grado de cinismo.

Lo curioso es que más de 131.000 millones de superávit no le dicen nada a Gallardo. Parece ser que piensa que la ejecución presupuestaria es del 100% y que más bien falta plata.

Típico: cree que los problemas se resuelven con más plata y con más gente trabajando para el Estado.

¿Y el diseño, gestión, implementación y evaluación de las políticas públicas? ¿Eso es mera tontería? Más ceros en los cheques resuelven cualquier inconveniente.

Que tristeza. Cada día me decepciono más de mis colegas politólogos de la Administración Arias: primero Kevin y Fernado, luego OAS y ahora Gallardo.

Alejandro

TicoExpat dijo...

Es como ponerle una transfusion de sangre al paciente, sin cerrarle la herida...