4 de junio de 2008

Sí, pero no por eso


El Diario La Extra informa hoy que el presidente del Banco Central (BCCR), Francisco de Paula Gutiérrez, tendría las horas contadas al frente del ente emisor. En cualquier otra circunstancia esta me parecería una excelente noticia.

La política monetaria del Central ha sido un completo desastre bajo el mando de Gutiérrez. La inflación promedio de los últimos años es una de las más altas de América Latina, la terquedad por mantener artificialmente bajo el tipo de cambio ha generado todo tipo de distorsiones en la economía, incluyendo una burbuja crediticia que en algún momento reventará, con las conocidas consecuencias del caso.

Sin embargo, informa La Extra que las razones del eventual despido no son estas, sino más bien la presión que han ejercido los exportadores debido a la "pérdida de competitividad" que les ha generado un colón más fuerte, o mejor dicho, menos débil. Una vez más, el gobierno estaría sucumbiendo a los impulsos mercantilistas que dictan que las políticas públicas deben ir dirigidas única y exclusivamente al beneficio de los exportadores, mientras que el resto de los mortales, en particular los asalariados, pagan la cuenta. El gobierno pretende que el país sea competitivo, no mediante mercados laborales flexibles, infraestructura de primera, tasas impositivas atractivas, etc., sino a punta de devaluar la moneda.

Quedo a la espera de ver qué sucede con Gutiérrez. Pero si en verdad es que detrás de su eventual despido están las presiones de grupos de interés como los exportadores, se confirma nuevamente que el Estado no es una entidad maximizadora del bien común, sino, como dijera Frédéric Bastiat, un ente mediante el cual todo el mundo trata de vivir a expensas de los demás.

2 comentarios:

Terox dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Idiay a Guti le va a pasar como al ex ministro de seguridad, si pero no, como que es un mal del equipo de gobierno de OAS.

Aunque no creo que ese hombre salga del BC, es demasiado capaz, el problema es el complejo de la situación que se vive a nivel nacional e internacional, además de los grupos de presión que buscan sus propios intereses.
Saludos