27 de enero de 2008

Oportunismo político


Antonio Álvarez Desanti ha decidido "clausurar" su partido político y regresar a Liberación Nacional. De paso anuncia que va a postularse (otra vez) a la presidencia de la República.

Las ideas de Álvarez Desanti--al menos las que expuso en la campaña pasada--me parecen en líneas generales aceptables. Él se describe como un "socialdemócrata de empresa privada", y si bien hay cosas que me disgustan de su plataforma política, en general creo que son más los aspectos positivos que los negativos.

Sin embargo, jamás votaría por él, y espero que nadie lo haga. Álvarez Desanti ha demostrado ser un político oportunista una y otra vez. Cuando salió del PLN en el 2004 dijo cosas muy fuertes sobre su antigua agrupación política: "La única diferencia entre Liberación y la Unidad (Social Cristiana, PUSC) parece ser la habilidad de algunos para no dejar huellas en donde otros han sido descubiertos". Esto lo dijo a la luz de los escándalos de corrupción de la CCSS y el ICE. ¿Qué ha cambiado en estos 4 años que lo hacen pensar que aquel partido al que llamó corrupto ya no lo es? ¿A quiénes se refería en específico? Creo que son preguntas que cualquier votante tiene derecho a hacerle a alguien que aspira a la presidencia por parte del PLN. "Sin comentarios" no es una respuesta aceptable.

También recuerdo cómo el año pasado un político que conozco se le aproximó a Álvarez Desanti para pedirle que se incorporara de lleno en la campaña pro-TLC. El ahora liberacionista le dijo que no iba a mover un dedo, porque si el SÍ ganaba el crédito se lo llevaba Óscar Arias, y si el NO ganaba él se habría "quemado". Este tipo de mezquindades y oportunismos son los que debemos erradicar de la política nacional. Efectivamente Álvarez Desanti estuvo ausente durante toda la campaña del referéndum del año pasado. ¿Con qué cara aspirar a la presidencia si cuando el país se disponía a tomar una de las decisiones más importantes en su vida republicana se escondió y no quiso salir apoyando a nadie por mero cálculo político? ¿Qué clase de líder es este? ¿Es que solo participa en campañas cuando su nombre está en la papeleta?

Sinceramente espero que la nueva cruzada presidencial de Álvarez Desanti no llegue muy lejos. Y me alegra que haya rechazado los acercamientos del presidente de mi partido para formar una coalición de cara a las elecciones del 2010.

16 comentarios:

La ASOJOD dijo...

Me preocupan las declaraciones que dio Álvarez Desanti en La Nación y que salieron publicadas hoy: dice que el pluripartidismo le hace daño a la gobernabilidad del país. Como politólogo puedo decir que el número de partidos no define per se la gobernabilidad de un sistema político. Ella se logra gracias a reglas claras, legalidad en la aplicación de dichas reglas, conformación de la cultura política, válvulas efectivas de escape de las presiones sociopolíticas y económicas, capacidad de negociación de los partidos, libres y alternativos canales de comunicación e información, entre otras cosas. Me extraña que su esposa, Nuria Marín, siendo politóloga, no le corrigiera tan peligroso error. ¿Por qué peligroso? Porque ante el descrédito generalizado de la política y, en especial, de los partidos políticos, la gente comienza a creer que los partidos no son necesarios, por lo que se le abren puertas a outsiders (estilo Hugo Chávez, Evo Morales, Albino Vargas, etc). Además, como la Asamblea Legislativa es una de las instituciones más desprestigiadas, opiniones tan despreocupadas como las de Álvarez Desanti, pueden llevar a que la opinión pública crea que el problema del anquilosamiento parlamentario se resuelva limitando el número de partidos políticos, lo cual implica un apoyo a medidas que hagan del sistema electoral un sistema tipo cartel, es decir, con innumerables barreras de iure y de facto que limiten la entrada de nuevos partidos. Esto, por supuesto, tiene serias complicaciones respecto a la legitimidad del sistema, la representación y la libertad política.

Alejandro Barrantes
ASOJOD

Terox dijo...

Tengo la misma impresión de este individuo. Me molesta en extremo la demagogia que demostró en campaña. Recuerdo que sacaba anuncillos de radio casi en sincronía con las noticias que publicaba la extra. Qué la seguridad, qué los huecos en las calles, etc. Todo tratado de forma tan superficial y populista...

Lo que no entiendo es que le puedan abrir de nuevo la puertas del PLN a este mae. Me imagino que tendrá el apoyo de Figueres, o algo así (de hecho solo que me pusieran a escoger entre este mae y Figueres, lo escogería, y todavía no estoy seguro).

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Habrá que esperar a ver que dice el electorado, al final de cuentas son los que deciden, y todos tenemos derecho a rectificar, si nos hemos equivocado.

¿Bajo que términos lo acepto PLN?
Aunque no votaría por el.
Saludos

Felipe dijo...

Estoy de acuerdo con Alejandro que opiniones como las de Álvarez Desanti pueden hacer peligar la libertad política. Pero no creo que la cosa se quede ahí. El gobierno actual no para de decir que las "amarras" que tienen (también conocidas como control de legalidad de un estado de Derecho) no los dejan gobernar y solucionar los problemas. No es extraño escuchar a Berrocal pidiendo más poder para luchar contra la delicuencia, que aunque reconozco que es un grave problema, no me parece que debe "resolverse" a costa de la libertad de todos los demás.
Me parece que además de evadir responsabilidad por lo que no han podido hacer, la excusa de la ingobernabilidad la usan para justificar medidas que les permitan hacer las cosas "más eficientemente" y "sin amarras". El problema es que esta "eficiencia" que tanto pide el PLN (al menos aquellos que están en el actual gobierno y el recién llegado) se puede fácilemtne traducir en corrupción, despilfarro y restricciones a la libertad de todos ciudadanos.
Por eso, la verdad es que prefiero un pluripartidismo como el que tenemos ahora (con todo y sus problemas) a un bipartidismo en donde todo se hacía "eficientemente" (léase corrupción y favores políticos).

Andres dijo...

Y que cree Desanti, que entrar al PLN es como entrar al parque central. Vamos a ver si le restriegan las 100 paginas que escribió en contra de Oscar Arias.

Matame a Chancletazos dijo...

Andrés y todos:

Será que uno con la edad se va haciendo desconfiado...

Una hipótesis que se me ocurre es que el Arismo haya convencido a Desanti a reintegrarse al "PLN".

Desanti está loco por ser presidente, creo que para nadie es un secreto. Y el Arismo por su parte a quién tiene para la próxima?

Sólo una hipótesis...

Terox dijo...

Mae, y Ud cree que los que bretearon por OAS en campaña, y los que están en el gobierno se van a aguantar esa vara?

Estás loco????

alf10087 dijo...

El acercamiento de Alvarez Desanti trae de vuelta al partido a un pequeño grupo de electores que puede servirle al PLN para las elecciones del 2010, ese acercamiento creo que es el que estuvo intentando lograr Oscar Arias al nombrar en cargos publicos a militantes de ese partido, el ultimo y mas sonado, Roberto Gallardo como Ministro de Planificacion.

Fuera de eso, Alvarez Desanti es el peor tipo de calaña politica. Calculador y oportunista y un claro practicante de la premisa de que el fin justifica los medios, siendo para si mismo el unico fin, lograr la presidencia.

Si en el 2004 se había suicidado politicamente al irse del PLN, ahora pasó toda raya de descaro, a menos que se una con los 4 gatos arayistas para buscar algun peso en las decisiones del partido, no va a haber un alma que lo apoye, y mas bien, va a terminar repudiado y excluido, como siempre lo fue, razón por la que abandonó el partido originalemente.

Juan Carlos dijo...

Yo aún no entiendo qué gana Arias con aceptar en partido a Álvarez Desanti y permitirle lanzar su precandidatura. Según tengo entendido los favoritos de Arias son Zumbado y Laura Chinchilla en ese orden. Eso les añadería una competencia innecesaria, por más inofensiva que pueda ser.

Matame a Chancletazos dijo...

Sigo pensando que Arias gana algo en todo esto: poner a alguien presidenciable, entiéndase alguien con cierto respaldo popular (el electorado ya lo conoce) en comparación con candidatos que no les veo ese tipo de proyección.

Hablemos del pueblo, que es el que decide las cosas: la gran mayoría de gente no sabe quién es Zumbado o Chinchilla. Un poquito más Zumbado, pero sólo en La Carpio.

Aclaro: no me agrada ninguno, incluido Desanti, pero viéndolo fríamente, creo que por ahí puede andar la cosa: provecho mutuo, la historia política de siempre.

alf10087 dijo...

No se si me di a entender mal. Cuando me refiero al acercamiento de Arias al partido de Antonio, me refiero a una busqueda de lograr la armonía entre ambos partidos y sus bases electorales (si es que UPC tenía una) como digo, con fines meramente electorales.

La vuelta de Alvarez Desanti al partido ya culmina este proceso pero no me parece que haya habido intervensión ni del presidente ni de ningún lider del partido en este movimiento particular, mas si en el resto (obvio que el nombramiento de Gallardo tuvo intervencion de Arias, jaja). Si el mae quiere volver a lanzarse allá el, no creo que cuente con el aval de nadie en el partido y si lo fuera, que mal por quienes lo hagan y menos digo que es Arias el que lo está lanzando.

Terox dijo...

No me imagino que Arias pueda asumir una actitud así FRENTE a su base. Ni que fuera Chávez en Venezuela...

Laurita Presidenta!!!!

Albertvs dijo...

Disculpando el nivel intelectual del siguiente comentario... Alvarez Desanti, que mae más "loser" jaja.

Felipe dijo...

A mi no me sorprendería en lo más mínimo que Oscar Arias termine apoyando a Álvarez Desanti en caso de que por alguna razón no funcionen ni Chinchilla ni Zumbado. Por más oportunista que lo llamen, pienso que los aristas lo preferirán a él que entregarle la candidatura a los Araya. ¿Cuál es la diferencia entre ese oportunismo y el de Álvarez Desanti? (ojo que no justifico ninguno de los dos)

Matame a Chancletazos dijo...

Estas palabras de don Antonio me parecen elocuentes:

“Me parece importante para Costa Rica que se le dé continuidad a la labor que viene realizando el gobierno del presidente Oscar Arias, sería peligroso para el país que el próximo presidente significara un retroceso, por eso abogo por darle continuidad a las políticas de este gobierno”.

Él no quiere simplemente regresar a Liberación, él quiere ser parte del Arismo.

Me cuesta creer que sea tan intrépido para entrar sin pedir permiso...

Terox dijo...

Yo no me iría con la finta. Cualquiera se va a guindar en la arepa voladora del triunfo Arista. Además, Johnny ya está sembrado en la final. Insisto, todavía no me cabe en la cabeza que OAS deje guindando a sus propios, por esta ratilla, que ni sacó un diputado. Preferiría perder con Zumbado o cualquier otro. No tiene ninguna lógica...(a menos que lo estuviera chantajeando...)