8 de enero de 2008

Maleteros por la libre: ¡Qué horror!


La Nación nos presenta una situación lamentable que seguro le causará demasiada aprehensión a muchos : ¡los maleteros del aeropuerto se encuentran por la libre!

Todos los días, este terrible escenario se vive en el Juan Santamaría: "El costo del servicio se negocia entre el maletero y su cliente o queda a discreción del viajero pagar lo que quiera".

Jamás podemos permitir que los individuos establezcan el costo de los servicios mediante transacciones voluntarias. ¡Necesitamos de un político que diga presente y regule el servicio!

¿Quién será el salvador que se eche encima esta bronca y nos evite esta tragedia?

PD: ¿Cuándo veremos a un periódico quejarse porque la prensa está "por la libre"?

11 comentarios:

Terox dijo...

Pero por otro lado, dice que están regulados y pagan $1,800 mensuales a Alterra. Y si uno quisiera irse a ganar una platilla extra? Si la oferta está regulada, la tarifa debería estarlo... o no?

Juan Carlos dijo...

No veo por qué puesto que ciertamente hay competencia entre los oferentes, aún cuando su número en teoría está regulado.

Terox dijo...

Parece que hay dos "asociaciones". Perfecto, brincamos del monpolio al oligopolio!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

A mi me llama poderosamente estas situaciones, estaba comentando con un amigo, que en mi barrio pasan como dos o tres carros vendiendo cartones de huevos. Lo curioso es que esos cartones los venden entre 1000 y 1300 el cartón, mientras que en los supermercados o pulperías valen 10 huevos 920 colones.

Le decía a un comerciante de mi barrio que porque esa diferencia tan abismal, me decía que esos huevos uno no sabía la calidad, pero al final no les veo diferencias.

Todos quieren meter mano en las actividades económicas a ver que tajada sacan, regulaciones y más regulaciones, que nos han creado una maraña de burocracia que a veces es insoportable.

Vean migración es un fracaso total, es estresante ir ahí y a otras instituciones, y al final se hace tan burocrático que se desarrollan gavilanes, para poder agilizar la cosa.

En el aeropuerto si a uno no le gusta el precio pues se hecha las maletas al hombro, si no es que viene cargadísimo de cosas, y se puede negociar las tarifas, lo que mas gracia me hace es ver un titular del periódico más importante del país con ese tema.

Será que se les acabo el tema del TLC, Asamblea Legislativa, Leyes complementarias etc.

Aunque la noticia es buena ya que uno sabe que se debe negociar las tarifas en el aeropuerto.

Es interesante como la Nación hace llamados a la eficiencia, eficacia, libertad de comercio, etc. y se pone en varas con ese pequeño grupo de trabajadores honestos, que desean negociar su esfuerzo, y ganarse unos pesos de más.

Por una regulación mejor para todos.
Saludos

Nota: Que se cree el Colegio Federado de Acarreadores del Aeropuerto, con un timbre para la Cruz Roja y otro para el 911

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

No entendí el comentario que los periódicos estan por la libre?
Saludos

Juan Carlos dijo...

Roy,

Estaba siendo un poco sarcástico. La prensa siempre demanda la mayor libertad posible para su gremio. Denuncian cualquier regulación estatal que interfiera en sus actividades periodísticas.

Sin embargo, la prensa es la primera en pedir regulaciones y prohibiciones para otros sectores de la economía. Doble moral.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Entendido, muchas gracias.

Amorexia dijo...

Que sea el mercado el que ponga el precio! No a la regulación!

Terox dijo...

Amorex, con dos oferentes está bien? Eso es mercado libre?

Mae Tuanis dijo...

Diez Consejos para los Militantes de Izquierda en este 2008
Por: Frei Betto
Fecha de publicación: 08/01/08


1. MANTENGA VIVA LA INDIGNACIÓN
Verifique periódicamente si usted es realmente de izquierda. Adopte el criterio de Norberto Bobbio: la derecha considera la desigualdad social tan natural como la diferencia entre el día y la noche. La izquierda lo enfrenta como una aberración que debe ser erradicada.
Cuidado: usted puede estar contaminado por el virus social-demócrata, cuyos principales síntomas son usar métodos de derecha para obtener conquistas de izquierda y, en caso de conflicto, desagradar a los pequeños para no quedar mal con los grandes.

2. LA CABEZA PIENSA DONDE LOS PIES PISAN
No se puede ser de izquierda sin "ensuciar" los zapatos allá donde el pueblo vive, lucha, sufre. Alégrate y comparte sus creencias y victorias. Teoría sin práctica es hacer el juego a la derecha.

3. NO SE AVERGÜENCE DE CREER EN EL SOCIALISMO.

El escándalo de la Inquisición no hizo que los cristianos abandonaran los valores y las propuestas del Evangelio. Del mismo modo, el fracaso del socialismo en el este europeo no debe inducirlo a descartar el socialismo del horizonte de la historia humana.

El capitalismo, vigente hace 200 años, fracasó para la mayoría de la población mundial. Hoy, somos 6 billones(*) de habitantes. Según el Banco Mundial, 2,8 billones sobreviven con menos de US $ 2 por día. Y 1,2 billones, con menos de US $ 1 por día. La globalización de la miseria no es mayor gracias al socialismo chino que, a pesar de sus errores, asegura alimentación, salud y educación a 1,2 billones de personas.

4. SEA CRÍTICO SIN PERDER LA AUTOCRÍTICA.

Muchos militantes de izquierda cambian de lado cuando comienzan a buscar piojo en cabeza de alfiler. Apartados del poder, se tornan amargos y acusan a sus compañeros(as) de errores y vacilaciones. Como dice Jesús, vemos el polvo en el ojo del otro, pero no la viga en el propio ojo. Tampoco se enganchan para mejorar las cosas. Quedan como simples espectadores y jueces y, algunos, son captados por el sistema.
La autocrítica no es sólo admitir los propios errores. Es admitir ser criticado por los(as) compañeros(as).

5. SEPA LA DIFERENCIA ENTRE MILITANTE Y "MILITONTO".

"Militonto" es aquel que se jacta de estar en todo, participar en todos los eventos y movimientos, actuar en todos los frentes. Su lenguaje está lleno de explicaciones y los efectos de sus acciones son superficiales.
El militante profundiza sus vínculos con el pueblo, estudia, reflexiona, medita; valora de forma determinada su área de actuación y actividades, valoriza los vínculos orgánicos y los proyectos comunitarios.

6. SEA RIGUROSO EN LA ÉTICA DE LA MILITANCIA.

La izquierda actúa por principios. La derecha, por intereses. Un militante de izquierda puede perder todo, la libertad, el empleo, la vida. Menos la moral. Al desmoralizarse, desmoraliza la causa que defiende y representa. Le presta un inestimable servicio a la derecha.

Hay arribistas disfrazados de militante de izquierda. Es el sujeto que se engancha apuntando, en primer lugar, a su ascenso al poder. En nombre de una causa colectiva, busca primero sus intereses personales.

El verdadero militante - como Jesús, Gandhi, Che Guevara - es un servidor, dispuesto a dar la propia vida para que otros tengan vida. No se siente humillado por no estar en el poder, u orgulloso al estar. Él no se confunde con la función que ocupa.

7. ALIMÉNTESE EN LA TRADICIÓN DE LA IZQUIERDA.

Es preciso la oración para cultivar la fe, el cariño para nutrir el amor de la pareja, "volver a las fuentes" para mantener encendida la mística de la militancia. Conozca la historia de la izquierda, lea (auto)biografías, como el "Diario del Che en Bolivia", y romances como "La Madre", de Gorki, o "Las
uvas de la Ira", de Steinbeck.

8. PREFIERA EL RIESGO DE ERRAR CON LOS POBRES A TENER LA PRETENSIÓN DE ACERTAR SIN ELLOS.

Convivir con los pobres no es fácil. Primero, hay la tendencia de idealizarlos. Después, se descubre que entre ellos existen los mismos vicios encontrados en las demás clases sociales. Ellos no son mejores ni peores que los demás seres humanos. La diferencia es que son pobres, o sea, personas privadas injusta e involuntariamente de los bienes esenciales de la vida digna. Por eso, estamos al lado de ellos. Por una cuestión de justicia.

Un militante de izquierda jamás negocia los derechos de los pobres y sabe aprender con ellos.

9. DEFIENDA SIEMPRE AL OPRIMIDO, AUNQUE APARENTEMENTE ELLOS NO TENGAN RAZÓN.

Son tantos los sufrimientos de los pobres del mundo que no se puede esperar de ellos actitudes que tampoco aparecen en la vida de aquellos que tuvieron una educación refinada.

En todos los sectores de la sociedad hay corruptos y bandidos. La diferencia es que, en la élite, la corrupción se hace con la protección de la ley y los bandidos son defendidos por mecanismos económicos sofisticados, que permiten que un especulador lleve una nación entera a la penuria.

La vida es el don mayor de Dios. La existencia de la pobreza clama a los cielos. No espere jamás ser comprendido por quien favorece la opresión de los pobres.

10. HAGA DE LA ORACIÓN UN ANTÍDOTO CONTRA LA ALIENACIÓN.

Orar es dejarse cuestionar por el Espíritu de Dios. Muchas veces dejamos de rezar para no oír el llamado divino que nos exige nuestra conversión, esto es, el cambio del rumbo en la vida. Hablamos como militantes y vivimos como burgueses, acomodados en una cómoda posición de jueces de quien lucha.

Orar es permitir que Dios subvierta nuestra existencia, enseñándonos a amar así como Jesús amaba, libremente.
Autor: Frei Betto / Teólogo brasilero

TicoExpat dijo...

Compas, esos no son maleteros, son mafias. Esas no son organizaciones gremiales, sino bandas. Estos tipos no estan a la libre, sino que actuan al margen de la ley.

y si alguno de esos le coge a uno la maleta y sale corriendo, quien responde? Porque es que los visitantes se arriegan a una agresion si no escogen sus servicios?

Ahora que dicen eso de los huevos, aca se da, pero no pueden salir en sus camioncitos a vender huevos -generalmente organicos, de granja- sin el sello del Consejo de Agricultura. La genet sabe que sin ese sellito -que lleva el numero de origen de la granja - no debe comprar ni un confite. Si en CR somos un pais mas pequeno, que les cuesta poner las cosas en orden?

Simplemente porque "rio revuleto, ganancia de pescadores". El desorden facilita el actuar de la corrupcion. Si los maleteros estuvieran protegidos por la ley, no habria otrso beneficiados del desorden.