5 de enero de 2008

Descaro

Banda de criminales

Las FARC finalmente admitieron que el niño que se encuentra en custodia del gobierno colombiano es Emmanuel, el hijo de una de las secuestradas que nació en cautiverio hace aproximadamente tres años.

Sin embargo, en una muestra del descaro y desfachatez de esta banda terrorista, ahora acusan al presidente Álvaro Uribe de haberlo secuestrado. ¡Habráse visto! Las FARC han quedado desnudadas ante el mundo por lo que son, un grupejo de criminales que ha aterrorizado al pueblo colombiano desde hace 40 años. ¿Lo verá así Chávez quien acusó a Uribe por el fracaso del proceso de liberación de fin de año? ¿Qué dirá ahora Oliver Stone? ¿Qué dirá también otro cinematógrafo nacional que equipara a los civiles secuestrados por las FARC con los terroristas que se encuentran en las cárceles colombianas? ¿Pedirá la liberación de Emmanuel?

22 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Yo lo que aún no logro entender, es la dinámica de ese grupo, de secuestrar durante años a civiles, creo que eso ha deslegitimado, si es que en algún momento tuvo legitimidad, a ese grupo de secuestradores.

Ante la opinión pública nacional e internacional, se ha visto que no tienen verdadera voluntad política de llevar a un final feliz ese drama que viven esas personas, que se les ha violentado TODOS los derechos humanos.

La dinámica de Chávez no la entiendo, involucrarse en eso, aunque fuera por humanidad, y creo que también de parte del gobierno a veces tiene un doble discurso.

Fue un error político de Uribe aceptar la mediación de Chávez, propuestas por las FARC, y doble error después quitarlo, y por segunda vez aceptarlo.

Parece que Uribe no tiene verdaderos asesores que lo puedan guiar en tomar decisiones, que no desnuden su falta de visión política, y al final Chávez quedo otra vez mal parado, ante la burla y mal accionar de las FARC.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Les adjunto la dirección de un comunicado de las FARC por si desean leerlo. No comparto el accionar de este grupo terrorista y menos su accionar con la población civil, pero hay que ver que hay en el otro lado a ver si uno entiende que es lo que pasa en Colombia.


http://www.abpnoticias.com/boletin_temporal/contenido/comunicados/258.html

Saludos

Luis Naranjo dijo...

A mí el simple hecho de hablar de las FARC me revuelve el estómago.

Mi jefe, Julio Arango, estuvo 603 días retenido por esa gentuza. Sus crímenes: trabajar, producir riqueza, dar empleo, levantar una familia decente, llena de valores.

No entiendo, de verdad, cómo alguien se atreva a hablar de un "sesgo informativo", eso es defender lo indefendible.

Terox dijo...

Roy, a Chávez lo escogió las FARC, y él mismo con su bocota y prepotencia se sacó solo. Y una vez más, las FARC lo volvieron a meter al baile, sólo para volverselo a bailar!!! (Con amigos así...). Creo que Uribe ha propuesto a la Iglesia o la Cruz Roja, etc. pero diay, si los otros no aceptan, no se puede hacer nada.

Probablemente, lo que pasa es que Tirofijo no sabía ni por donde andaba el güila, y hasta que lo ocupó, trató de ver donde estaba (diay, tenía que haberlo tenido en la mano el 9 de diciembre, cuando anunció la liberación). La hicieron peor al no proceder por lo menos con la entrega de las dos mujeres y decir francamente la situación del niño (para qué esperar las pruebas de ADN?).

El artículo enlazado en el post es bastante fiel al comunicado "oficial" (claro, varios analistas comentan la "pelada" que se dieron esos criminales).

Vamos a ver con que sale ahora Chavespectáculos, esto le tiene que estar costando caro dentro de su propio país...

El blog de Iván Villalobos dijo...

Don Juan Carlos:

De rebote llegué a un comentario suyo sobre mí. Parece que me confundió con un tal "el verdadero liberal"...

Téngalo por seguro que cuando quiera atacarlo, lo voy a hacer sin ningún tipo de pseudónimos.

Tenga buen día.

Juan Carlos dijo...

Pura vida.

Grendel dijo...

La no liberación de los secuestrados, las amenazas contra el Lisboa-Dakar,...han demostrado, una vez más, la ley de oro del terrorista: joder la vida a quienes dice proteger. Da igual que sea ETA, IRA, las FARC o el Movimiento de Liberación de las etnias autóctonas de las Columbambas. Los buenos terroristas condenan a la esclavitud y a la pobreza a sus protegidos, siembran odio y destrucción por partes iguales. Muchos pueblos africanos vivían todo el año gracias a lo que sacaban de la prueba. Ahora, tendrán un obstáculo más gracias a los libertadores de turno que se demuestran como los más crueles de todos los amos. Y Chavez sigue sin callarse...

Anónimo dijo...

Vean esto: Ivan Villallobos contrataca.

roche dijo...

En el Blog de Ivan hay varios post que habla sobre el liberalismo que dejan mucho que pensar.

No por que sea algo controversial, es por que la forma en que hace la critica y los argumentos que utiliza deja mucho que pensar de alguien que escuda sus opiniones con el titulo de Profesor.

Casualmente habla de adoctrinamiento siendo él y Jerry los que pasan sus horas laborales en las aulas de las Universidades.

¿Quién se apunta a ir de oyente con una camarita?

Julio Córdoba dijo...

Juan Carlos:

Feliz año nuevo!!!

Para ellos el chiquito estaba "libre" en la selva y Uribe lo secuestró.

Las acciones de Hugo Chávez, como brazo político de la ilegitimidad, están en asquerosa picada.

Si Chávez entendiera al menos por aparentar reprendería a las FARC.

El bolivariano dijo...

¿Y por qué no dice nada sobre los nexos comprobados que existen entre el mafioso ultraderechista y santurrón de Álvaro Uribe y las bandas de criminales paramilitares? ¿O cuándo va a denunciar las masacres de esos despreciables asesinos de las AUC, que son financiados por los mismos oligarcas que usted defiende?

¡HIPÓCRITA!

El bolivariano dijo...

Vea este artículo de una persona seria y estudiosa que sí conoce lo que pasa en Colombia -y que no es un ignorante extremista como usted-:



El imposible camino de la paz en Colombia

Rogelio Cedeño Castro


La actitud asumida por el gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez en momentos en que estaba por culminar, de manera exitosa, la gestión de su homólogo venezolano, Hugo Chávez Frías, para obtener la liberación de tres rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), no puede calificarse sino de siniestra y malintencionada. El tipo de anuncios hechos en Villavicencio, acerca de la identidad y presunta situación del hijo de Clara Rojas que nació en cautiverio, llamado Emmanuel, uno de los presuntos liberados al lado de su madre, en una fase tan avanzada del proceso parece ser, no otra cosa que, un sabotaje consciente de una iniciativa de paz, dentro de la que el papel de Washington en la escena colombiana aparecía francamente disminuido.


Lo cierto es que sólo la crueldad y el inmisericorde egoísmo de una oligarquía como la colombiana explica la existencia de un conflicto armado, cuya duración se remonta a sesenta años atrás, cuando un 9 de abril de 1948, fuera asesinado, en las calles de Bogotá, el líder popular y cabeza del liberalismo de la época, Jorge Eliécer Gaitán (1898-1948). Desde entonces la violencia más despiadada ha estado en el primer plano de una escena política, dentro de la cual muchos miles de personas perdieron la vida. El levantamiento popular que siguió al asesinato de Gaitán marcó el inicio de una guerra civil no siempre reconocida, pero presente en la cotidianidad de los colombianos con su desfile interminable de sufrimiento, miseria y muerte.


No podríamos renunciar, en modo alguno, a recurrir al pasado para intentar entender siquiera el ominoso presente de una nación vecina, con la que mantenemos tantos vínculos. La verdad es que los hechos del pasado mantienen una poderosa carga sobre los del presente, sobre todo si tenemos en cuenta cómo se configuran las tendencias y las actitudes de la gente al interior de una sociedad que hizo de la violencia el vector más importante. Es como si la sangre de Gaitán, derramada hace sesenta años, seguida por la de las miles de víctimas de los años cincuenta y décadas siguientes, no hubiera sido redimida nunca.


La violencia proyectada contra los sectores populares, desde los últimos años de la década de los cuarenta, por los grupos paramilitares de la época, tales como los pájaros del Valle del Cauca o los chulavitas de la región de Boyacá y los Santanderes también golpeó, en muchas oportunidades, a las familias de las elites, lo que ha igualado en alguna medida a unos y a otros, pero sin que la oligarquía colombiana haya logrado entender nunca cuál es el camino a emprender para construir una paz firme y duradera al interior de una sociedad tan desgarrada. Es decir, la vía de construir una nación para todos y no sólo para los fijos d’algo de la oligarquía terrateniente.


El caso de Ingrid Betancourt, una mujer proveniente de las filas de la oligarquía, idealista y de gran cultura que decidió no eludir su destino, al entrar a participar de las luchas cívicas y en la política nacional, como senadora y candidata presidencial, siguiendo en ello a su padre, quien había sido ministro del gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla, allá en los años cincuenta, es el mejor ejemplo de la intensidad del drama colombiano. Esta mujer, colombiana y francesa (nacionalidad que también tiene), asumió todos los riesgos y ha pagado con un cautiverio, en manos de las guerrillas de la FARC, desde hace seis años, a causa de su actitud solidaria con otros cautivos no tan respetables y honestos como ella, pues no dudamos que dada su especial condición moral hace mucho rato estaría de regreso entre los suyos.


Las esperanzas que todos teníamos puestas este fin de año, en el sentido de que la liberación de Clara Rojas, compañera de fórmula presidencial de Ingrid Betancourt, para las elecciones de 2002, su hijo Emmanuel nacido en cautiverio y la excongresista Consuelo González se materializaran, se han frustrado, esperamos que por el momento, ante un anuncio irresponsable y bastante sospechoso acerca de que Emmanuel, el hijo de Clara Rojas no estaría en poder de las FARC y más bien habría aparecido en una institución pública de Bogotá, en muy malas condiciones de salud.


¿Será que la oligarquía teme que la liberación de estos y otros cautivos, mediante el canje de prisioneros, abra por fin el camino de la paz para el sufrido pueblo de Colombia?

Juan Carlos dijo...

Claro, Rogelio Cedeño Castro es una autoridad imparcial que conoce a profundidad la realidad latinoamericana.

Anónimo dijo...

JERRY SEA MAS SERIO Y ESCRIBA CON SU NOMBRE PEDAZO DE MIERDA.....

AY QUE MALO QUE SOS JERRY VAS A HACER LLORAR A JUANCA CON LA COLUMNA DE LIBERTARIOS Y LIBERTICIDAS DE ROGELIO.........

ATTE.
SU TATA.

Terox dijo...

Buscando referencias del tal Rogelio Cedeño, llegué a aporrea.org, y me encontré una carta abierta a Tirofijo, de un partidario chavista:

"1. Si ustedes no tenían al pequeño Emmanuel, por que anunciaron su liberación?

Fueron las FARC-EP que lo decidieron unilateralmente, nadie les pidió que lo liberaran.

2) Sabia usted que el niño había sido entregado en adopción?

3) si es cierto lo que reconocieron en su ultimo comunicado que lo entregaron para protegerlo del combate a un campesino, por que no lo recuperaron antes de anunciarle al mundo y al comandante Chávez, su liberación?

4) por que no anunciaron la liberación de consuelo y de clara dando la información de donde habían dejado al niño?

5) cree usted que fue leal con el comandante Chávez?

son 5 preguntas que hoy se preguntan muchos compatriotas en Venezuela y en el mundo comandante. Marulanda, sepa pues que la derecha paramilitar colombiana y la derecha venezolana hoy están gozando del grave error cometido por ustedes, y respetuosamente le digo que son ustedes los únicos responsables y deben aceptar esa autocrática que pone en el ridículo internacional la revolución triunfante venezolana"

Uno se imagina que lo mismo se pregunta Chávez. Por qué, Bolivariano, se empeña en defender lo indefendible?

Bolívar y Ano dijo...

Qué vacilón, los socialistas a todo mundo le dicen ignorante.

Tarea: estudiar qué significa "entelequia", "pírrico" y "objetivación histórica".

Con eso, se apañan con cualquier rogelio...

Amorexia dijo...

Lo peor de todo Juan carlos es la tragedía humana, esa que entre dires y diretes de unos y de otros se olvida, esto no es un fracaso de Chávez o de Uribe, ni de liberales o de socialistas, esto no es como algunos que comentan aqui para usar de carne de cañon, estas personas son humanos, son humanos ultrajados, que valen mas que cualquier posición política o busqueda de culpables, las Farc son criminales, son espurios, los peores hijos de Colombia, la humanidad responsable de que este mal aún no desaparezca, puta sal! son gente! son los hijos de alguién! son los padres yt hermanos de alguién! Desnuda quedó la cara de los terroristas, en tal caso si Uribe RESCATO al niño, eso no es un secuestro! por que las benevolentes Farc no liberaron a los otros? algo es claro, la vida de la gente es mas valiosa que la de estos maleantes... cambian 45 humanos por 500 criminales! tasa cambiaria... 11.1111111 criminales por un humano.
Los criminales estos no son gente, ellos pactan, matan, secuestran, chantagean, mienten; hace tiempo dejaron de ser humanos. Ojala Dios los borré de la faz de la tierra.

El bolivariano dijo...

Ojalá Dios lo borre A USTED de la faz de la tierra, frustrado lleno de odio.

Juan Carlos dijo...

Un mensaje de amor y tolerancia cortesía de Jerry el ecologista bolivariano.

Terox dijo...

A mí nunca me dan pelota!!!

Matame a Chancletazos dijo...

Terox, tus argumentos son tan buenos que no hay gran cosa que añadir.

A menos que te salgan con algún argumento Jerrystotélico y no creo que eso aporte gran cosa a la discusión.

"No discutas con necios, que te pueden confundir con uno de ellos"

Terox dijo...

Tuanis...