17 de diciembre de 2007

Corrupción desaforada en Venezuela

Ya no es la "extrema derecha reaccionaria" ni los "peones al servicio del imperio" los que lo dicen. Los mismos simpatizantes chavistas están denunciando la corrupción desaforada que corroe hoy en día a Venezuela.

Está claro que éste no es un flagelo nuevo en dicho país, o en toda América Latina. El bipartidismo gobernante en Venezuela hasta 1998 también era bastante corrupto. Sin embargo parece que el régimen de Hugo Chávez está rompiendo todos los récords. De ahí que tenemos a una clase gobernante (la boliburguesía, como se le conoce) que se rompe las vestiduras contra el "capitalismo salvaje" pero al mismo tiempo luce las últimas modas de Gucci y Louis Vuitton, además de pasearse en Hummers por toda Caracas.

Cato fue uno de los primeros en alzar la voz a nivel internacional sobre la corrupción rampante en el régimen chavista. A finales del año pasado publicamos un estudio del politólogo Gustavo Coronel donde se detallan muchas de las cosas que están saliendo ahora en los medios de comunicación. En estos momentos me encuentro trabajando en una segunda gira de Coronel por América Latina para hablar sobre estos temas. Los países a visitar serán El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Colombia. Habrá más detalles pronto en elcato.org.

6 comentarios:

Andres dijo...

Es tanto que hasta los mismos chavistas lo denuncian, un acto muy valiente tambien. :|

Matame a Chancletazos dijo...

Qué curioso, verdad?

La "mayor democracia de América Latina", como la llama Jerrystóteles, ocupa el puesto 138 en percepción de la corrupción, superada únicamente por Haití.

Con razón la llaman robolución...

Albertvs dijo...

Así son tooodas estas "revoluciones", al final una argollita disfrutando de todo lo que le niengan al pueblo y de todo por lo que han rebuznado en su vida.

Terox dijo...

Tendrá algo que ver la ausencia de una prensa crítica?

Adriana Barrantes dijo...

Su teoria es: "Todo por el pueblo, mientras solo yo me dejo las ganancias"...

Albertvs dijo...

Ah! y por supuesto, le niegan libertad a la gente, la empobrecen, pero les pasan repitiendo que es por su propio bien.