4 de agosto de 2007

TLC en la Sangre: II Parte

Este el segundo extracto del intercambio que tuve con Alejandro Vargas. La discusión giró bastante sobre los intereses de los productores versus los intereses de los consumidores.

4 comentarios:

roche dijo...

JC:

En algún lugar leí el siguiente argumento encontra de las importanciones y me gustaría que me aclararas tu posición.

Básicamente al sustituir la producción por importaciones apezar de que sean más baratas para el consumidor se pierde la parte de subsidio que pagamos todos con el sobre precio, pero sobre todo el país se vuelve vulnerable al mercado por ejemplo el Maiz, ahora estamos a expensas por la subida de los precios y nos quedamos sin producción nacional. (A mí gusto un argumento oportunista)

Me gustaría conocer tu opinión al respecto.


No sé que tanto nos hubiera afectado subsidiar a los Maiceros por veinte años en un Mercado donde no iban a ser competitivos ni productivos y ni sin contar que lograr precios adecuados por algo se quizo dejar de depender del cafe y el banano.

De hecho será productivo volver a reinventir de nuevo en campos de maiz?


Saludos,

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Impuesto a los puros de CA

Bueno parece que desean poner un impuesto a los puros centroamericanos, que son exportados a los EU, lo que traería la quiebra de todas las empresas que producen esos productos en Centroamérica.
Esta en estudio y se cree que podría causar miles de desempleados. Según los analistas, este sería el golpe de gracia al Cafta, ya que solo en Nicaragua, cien mil empleos directos e indirectos, se perderían con este nuevo impuesto que se analiza en EU.
Por un Libre comercio mejor para todos con los EU
Saludos
Roy Jiménez Oreamuno

Argenlibre dijo...

SALUDOS DESDE EL MOVIMIENTO ARGENLIBRE
ARGENLIBRE.BLOGSPOT.COM

Juan Carlos dijo...

Roche,

El tema del maíz está siendo utilizado por los opositores al TLC como ejemplo de que si dejamos de producir algún producto, en particular granos (osea, arroz), en un futuro el precio de éste aumentará y como la producción nacional desaparecerá (en teoría) entonces el país se verá afectado.

Primero, los plazos de desgravación de los productos sensibles son sumamente amplios: entre 15 y 20 años. Así que Costa Rica no se abrirá de la noche a la mañana como quieren hacerlo ver.

Además, su argumento no tiene sentido alguno: Deberíamos tolerar altos precios en los alimentos ad perpetuam porque en el futuro podría presentarse el caso de que estos aumenten en el mercado internacional. ¿Qué clase de seguridad alimentaria es esa?