29 de agosto de 2007

Excelente respuesta a Monserrat Sagot


La profesora Alejandra Castro tiene hoy una excelente respuesta al artículo que escribiera hace una semana la catedrática Monserrat Sagot, directora del Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica.

En un inicio, Castro había publicado un artículo denunciando la ausencia de debate y discusión abierta de ideas que padece ese centro educativo alrededor del TLC. Esto no es algo que sólo Castro ha manifestado, sino que decenas de estudiantes y profesores de la UCR han publicado en las últimas semanas sendos artículos acusando incluso a esa universidad de persecusión. Como alguien que estudió en una universidad estatal, tengo una idea de lo que se refieren.

Pues bueno, en su respuesta Sagot arremetió personalmente contra Castro, acusándola de no ser profesora de la UCR y de ser una "interesada directa" en la aprobación del TLC por haber servido de consultora en materia de propiedad intelectual. ¡Vaya que Sagot le dio la razón a Castro en cuanto a la intolerancia que se vive en la UCR con esa diatriba!

Además, Sagot señala que el Consejo Universitario está conformado por personas con "una diversidad en términos profesionales, políticos e ideológicos". Áún así, el Consejo votó unánimemente contra el TLC. ¡Tan diverso como las Asambleas del Partido Comunista Cubano! De fijo no hay espacio para un liberal en un órgano tan diverso.

Castro se luce en su respuesta a la arremetida de Sagot. Y probó espléndidamente su argumento: en la UCR reina la intolerancia y la persecusión a los que piensen diferente.

4 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Estimado Juan Carlos:
Me sorprende este recomentario que haces de este comentario, ya que vos mismo estuviste invitado por la Escuela de Ciencias Pol�ticas, a un debate donde estuvimos presentes, y vistes que se invitaba a todos los partidos pol�ticos y nunca llegaron los del PUSC y los del PLN.
Y eso no solo sucedi� ah� en Ciencias Sociales, yo fui a unos a Ingenier�a, a Derecho y a otros a la facultad de medicina, y paso exactamente eso mismo.
Es m�s don Jos� Miguel, el director de Ciencias Pol�ticas, hizo p�blica una declaraci�n, donde se expon�a que si se hab�an invitado a todos los partidos pol�ticos en el caso ese.
Si se ha dado algo de intolerancia o no se halla invitado a todos, debe ser algo aislado, pero yo estuve presente en mas de 8 debates de la UCR y paso lo mismo, muchos nunca llegaron, simplemente por no exponerse o por no dominar el tema.
Yo creo que hay que hilar m�s fino, vos si fuistes a ese debate de Ciencias Pol�ticas y sos testigo de lo que ac� te digo.
Saludos

Juan Carlos dijo...

Estimado Roy,

A ese debate pude asistir porque el Movimiento Libertario llamó a la Facultad de Ciencias Sociales solicitando que se nos incluyera en el mismo, puesto que en el anuncio que sacaron el domingo en La Nación no había nadie invitado del ML.

Una semana después, volvimos a llamar a la Escuela de Sociología para que se incluyera a alguien del Sí en un foro en donde iban a participar 4 del No. El director de la escuela, de manera muy insolente, cedió hasta el último minuto.

Así que nuestras participaciones en dichos foros no fueron miel sobre hojuelas.

Marta Salazar dijo...

off topic: Juan Carlos, te di un premio, un Thinking Blogger Award!

En mi blog Alemania, economía, etc. está el artículo, tienes que dárselo a cinco blogs más.

Un abrazo!

manuch dijo...

Causalmente di con este tema y bueno, hay mucha “tela que cortar” como dicen los señores. No estoy de acuerdo con la forma en que tal vez la Dra. Montserrat Sagot se dirigió a Alejandra Castro quien efectivamente tiene o ha tenido un vínculo con la Universidad. Sin embargo el hilo es muy delgado cualquiera, yo u otra persona que trabaja en la universidad un cuarto de tiempo ya “tiene” la “potestad” de escribir un artículo, enviarlo a la nación y denominarse profesor de la UCR. La cantidad de personas que laboran en la universidad que no tienen plaza, que también trabaja en otras instituciones públicas y privadas fuera de la docencia u otras tareas es enorme. Y bueno, la señora de mueve dentro del marco que le permite decirse profesora de la UCR.

Decir que la universidad no ha propiciado el debate, que no ha habido “equilibrio”, etc, es simplemente hacer eco de un par de “alejandras” (y similares) que saben que escribiendo un artículo fácilmente la nación y algunos medios van ayudarles a hacer bulla. Los debates sobre el TLC comenzaron desde el 2003, y ha participado mucha gente. El mismo ministro de comercio exterior, gente de COMEX, gente de la universidad, gente de todo lado ha participado. Y muchísimas veces funcionarios e invitados de distintas posiciones han cancelado a ultimo minuto “por cuestiones de fuerza mayor” la participación en foros, debates, mesas, programas de televisión etc.

Yo no tengo nada contra la profesora, pero todos sus libros publicados son de poesía y no de comerció exterior, al menos los que salen en la Editorial Costa Rica. Y sin embargo, puede ser una excelente profesora en la materia.

Lamentablemente Alejandra sale diciendo que la rectora ni el consejo representan la “diversidad del pensamiento” y la “confianza” que ella deposita en sus funciones como si estuvieran ocupando esas posiciones porque se las sacaron en una “rifa” el domingo. Es muy fácil utilizar el contexto para insultar la “UCR”, pero hay que rescatar que lo hace con un “profundo” amor y apego. Pero bueno, ya tuvo sus tres minutos de fama.

Ella como abogada “perseguida” y todos los perseguidos universitarios pueden recurrir a las instancias correspondientes dentro y fuera de la universidad, plantear sus demandas de acoso laboral, persecución política y demás, proceder ya que ningún funcionario tiene inmunidad. Y además, tienen más probabilidades de tener éxito y garantía de no ser despedidos que los que tendrían en una empresa privada, donde cosas como estás simplemente pasan a la autocensura.

La universidad si tiene sus pensadores liberales (en la amplia gama del espectro), tiene muchos de los cuales es imposible conocer todos, pero que lo diga el “liberal” Dr. Miguel Ángel Rodríguez quien da clases en la UCR durante su arresto domiciliario, o al menos daba el semestre anterior.

La idea no es insultar a nadie, hacer eso es ponerse en la misma posición de los que satanizan a la UCR aunque lo hagan con las palabras más hermosas y con las mejores intenciones de “pluralidad del pensamiento”.