17 de abril de 2007

Sin palabras


Virginia Tech queda largo de donde vivo, al otro lado del estado. Sin embargo el shock por el tiroteo de ayer ha sido enorme. Y cuando uno entra en un estado así no hay mucho que decir. No hay palabras que sirvan para describir lo que le pasa a uno por la mente ante un acto tan horrendo e irracional como la matanza de ayer.

No soy muy partidario de la prensa estadounidense. Creo que caen muy rápidamente en el morbo--aunque eso también sucede en otras partes del mundo. Sin embargo, una de las cosas que destaco es la manera en que logran presentar a las personas detrás de los números. Las historias de las 32 víctimas ya empezaron a salir y en las próximas semanas estarán por todas partes. Sabremos sus pasados, sus gustos, sus metas, sus ambiciones. Y ahí es cuando nos damos cuenta qué tan única y valiosa es la vida de cada ser humano.

Sobre lo de ayer, lo único que añado es que me repugna en exceso la manera en que algunos medios europeos han utilizado esta masacre para resaltar sus complejos de superioridad con respecto a los estadounidenses. Parece que algunos en Europa olvidan muy rápidamente que ellos también han vivido tiroteos mortales en escuelas y colegios, como el de Dunblane en Escocia o Erfurt en Alemania. La violencia está en todas partes, y nada puede detener a algunas mentes enfermas de hacer daño.

Ahora lo que queda es recordar a las víctimas y pensar en lo mucho que se perdió con sus vidas apagadas.

6 comentarios:

El Chata dijo...

In before alguien hable de Iraq!

Amorexia dijo...

Por que tanta paranoíaª tanto odio y violencia? No será acaso lo sembrado por el amo de la guerra? Aunque duela. Este jovén no fue bien canalizado hacía el ejército, de haber sido 32 iraquies no importaría.

jaguar del Platanar dijo...

"Y ahí es cuando nos damos cuenta qué tan única y valiosa es la vida de cada ser humano."

Ciertísimo mae, lástima que las historias personales que tan bien la hacen los medios en EEUU las hacen cuando la gente ya está muerta. Así es en todo lado, ud lo sabe bien, acá igual con el poco de accidentes de tránsito y asesinatos.

Valorar las personas una vez perdidas no es tan justo como hacerlo cuando esas personas pueden recibir en vida el valor que merecen.

El Chata dijo...

Eso Jaguar, jaguar yu? (que mal chiste), y Amorexia.

Las vidas humanas, sean perdidas donde sean, del modo que sean, son lamentables.

Igual, Amorexia... vos sabes que por mucho que JC, yo y muchos otros vivamos en Estados, no quiere decir que apoyemos esta guerra (o ninguna guerra del todo) que ha hecho sufrir a tanta gente.

Los muertos en la guerra, en los ataques suicidas, en las masacres escolares, en las ejecuciones publicas, en las hambrunas... todos son lamentables.

Juan Carlos dijo...

Así es El Chata, todas las vidas son igual de únicas y valiosas. La diferencia en este caso es que la prensa estadounidense es muy buena en acercarnos a esas vidas perdidas, en darnos las historias detrás de ellas. Eso no sucede en otras partes, pero eso no quiere decir en absoluto que esas otras vidas valen menos.

Y tienen razón Jaguar, lástima que presenten estas historias una vez que la gente está muerta. Nos queda la lección de saber apreciar a la gente, incluso a la que no conocemos, cuando esté viva.

Luis FIGUEROA dijo...

Los europeos son un chiste; sólo que un chiste malo. Aquí también presumen de sus superioridad; pero ¿dónde es que ocurrió el Holocausto? Ahhhh, fue en Europa.