28 de abril de 2007

Recordando a Boris Yeltsin


The Economist [requiere suscripción] tiene un excelente obituario sobre Boris Yeltsin en su edición de esta semana. Yeltsin tuvo muchos defectos, quizá el más grande de ellos fue haber escogido a Vladimir Putin como su sucesor, sin embargo fue una figura fundamental en la caída del comunismo en la antigua Unión Soviética y la apertura democrática en Rusia (aunque ésta parece haber sido tan solo un suspiro).

Murió odiado por sus compatriotas, pero sus palabras de despedida como presidente no dejan de ser conmovedoras por el reconocimiento de sus fallos y el respeto que demuestra hacia su pueblo:
I ask you to forgive me for not fulfilling the hopes of those people who believed that we would be able to jump from the grey, stagnating, totalitarian past into a bright, rich and civilised future in one go. I myself believed in this. But it could not be done in one fell swoop...I am leaving. I have done everything I could...In saying farewell, I wish to say to each of you the following. Be happy. You deserve happiness. You deserve happiness and peace.

Como dice el dicho en cuanto a la caída de la Unión Soviética y la transición de Rusia hacia una democracia liberal: es fácil convertir una pecera en una sopa de mariscos, pero es muy difícil convertir una sopa de mariscos en una pescera. Yeltsin al menos lo intentó.

2 comentarios:

El Chata dijo...

Descance en paz.

Mucho vodka, pero bueno. Al menos lo intentó.

El Chata dijo...

Oops corrijo: Descanse.

Que pena, jajaja.