18 de abril de 2007

Pensamiento

Los diputados que ahora piden despejar las dudas sobre la constitucionalidad del TLC antes de someterlo a referéndum son los mismos que se negaron hace una semana a prestar sus firmas para enviar a consulta de constitucionalidad la Ley de Violencia contra las Mujeres.

No estaban tan preocupados entonces en aprobar un proyecto que podía ser inconstitucional.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado JC, es lógico que en la Real Politik, los diputados van a presentar eso por una cuestión de interés, para que No se apruebe el TLC, van a usar todas las herramientas en sus manos para retrasar la aprobación del tratado.
Es más por eso es que quieren que se recojan las firmas para tener nueve meses más de tiempo sin que se discuta el TLC en la AL.
Lógico que lo de la ley de violencia doméstica, no les interesaba tanto mandarlo a consulta, ya que la población femenina y otros sectores, estaban muy interesados en que se aprobara esa ley, y si no se hacía, como que ciertos círculos de la sociedad civil, les iban a pasar la factura, con un costo político bastante alto.
Así que no nos extrañemos, la situación se acomoda de acuerdo a las necesidades de cada grupo y de sus intereses momentáneos.
Muchas veces se aprueban leyes en la AL que no tienen sustento económico y es casi imposible llevarlas a la realidad por ese mismo déficit de dineros.
Ve a don Oscar, en el principio la administración Arias (o como dirías vos Arias brothers) se le dijo que convocara a un referéndum y no lo quiso hacer, aduciendo la cuestión tributaria, pero nada hubiera perdido nada en convocarlo, lo peor que le hubiera pasado es que el TSE aprobara la convocación.
No tenían interés en hacerlo, pero después de la marcha anti TLC y aunque la Nación diga, que con su sistema vía satélite, los números decían que eran 25 mil personas los que fueron a la marcha, si hubo un impacto muy fuerte en la sociedad civil y por ende fue un factor en tomar en cuenta por el TSE a la hora de permitir el referéndum.
A pesar de la fractura que la sociedad civil costarricense a sufrido por esta interminable discusión, descalificaciones, satanizadores y todo lo demás, hasta el Marcantismo a relucido a la mejor manera de los años 50, Arias no le intereso convocar al referéndum y apostó a la mayoría que con sus alianzas frágiles, iba a dominar el debate en la AL.
Ahora ve que se le vino el referendúm encima y trata de salvar la casa que se le incendia, convocándolo él para que en 3 o 4 meses se convoque, ya que según su cálculo político se ahorraría 5 meses, ante la recolección de firmas.
Así es el teje y maneje de la Real Politik, los grupos de interés y los grupos de presión y los gobernantes de turno, se ajustan a las circunstancias del momento.
No hay que sorprenderse de lo que hacen los diputados, el cálculo político siempre estará presente en las decisiones de nuestro clase política.
Saludos
Roy Jiménez Oreamuno

Amorexia dijo...

Este último fue un proyecto populista, por eso y aún con las atrocidades de su contenido fue aprobado... la campaña política y la piñatada aquí empieza el día antes de las elecciones con visión a 4 años adelante!