7 de marzo de 2007

A la mano de Dios


Hoy reservé mi vuelo para Costa Rica por las vacaciones de verano. Hace una semana miré el precio de los tiquetes y estaban dentro del rango de lo razonable, aproximadamente $520 dólares. Sin embargo, hoy me fijé otra vez y se habían disparado $100, y según el gráfico que muestra Kayak.com, la tendencia era para arriba.

Así que apelé a Spirit Airlines, la línea de bajo costo que acaba de anunciar su inicio de operaciones en el país. El costo del tiquete: $505. Bastante razonable. El problema: El Estado aún no le ha dado los permisos para volar a Costa Rica. El vuelo inaugural está programado para el 5 de abril, así que supongo que no tendré ningún problema ya que viajo hasta el 14 de mayo. Sin embargo aún así me da taco tener que confiar en la eficiencia del Estado a la hora de otorgar el permiso, especialmente luego de escribir hace dos días sobre la regulacionitis que sufre el país y los costos de iniciar un negocio.

No me queda más que esperar y cruzar los dedos para que la burocracia estatal no me falle esta vez. Espero que no...

No hay comentarios.: