16 de marzo de 2007

Conózcanlo


Diego Víquez, el presidente del Instituto Mixto de Ayuda Social (fundado "temporalmente" hace 30 años para acabar con la pobreza en una década) renunció luego de que se descubriera que había nombrado a su cuñado de 18 años como chofer a pesar de no tener los requisitos para el puesto.

Hace tres años Víquez acusó a los libertarios de "anarquistas", afirmando que los seres humanos somos imperfectos y que necesitamos de leyes y ordenamiento. Ciertamente Víquez nos ha probado que los humanos somos imperfectos, pero también demostró que los que abogan por leyes para los demás son los primeros en romperlas.

5 comentarios:

Elías Torres dijo...

Me parece que él demostró cosas de sí mismo, no de "los" que abogan por las leyes.

El Chata, alias Mickey Marx dijo...

Libertario != Anarcocapitalista.

Quedan avisados, LOL.

Anónimo dijo...

Tendría licencia ese muchacho? ja
Roy Jiménez O.

El Chata, alias Mickey Marx dijo...

Anónimo,

Diay compa, vos sabés que esos se pasan cualquier cosa por el arco del triunfo.

Y tanto que hablaba este señor de la Ley... jaja, por la boca muere el pez.

Elías Torres dijo...

tiene razón el chata, la gente de "la derecha" no es todo lo mismo.

Solo que los mensajes se confunden, y por eso la necesidad de duplicar el esfuerzo para dar el mensaje bien claro, en lugar de vociferar y apuntar con el dedo a medio mundo.

La opinión a la que hace referencia JC en La Nación del compita corrupto es prueba de ello, igual para cualquiera que adopte cualquier posición política.

Lo mismo pasa con la izquierda, ahi todo el mundo sale embarrado de pintura roja y hasta esvásticas.